Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Sin embargo ahora los ojos de los inversionistas están puestos en la Altillanura, porque se están formando gremios y una estructura de gobernancia ideal para una frontera agrícola de 5 millones de hectáreas, que va a requerir grandes intervenciones, por las condiciones de suelo, que ni el estado ni los gremios, ni las empresas van a poder desarrollar independientemente.

Y es así como la zona se vislumbra como la región con mayor potencial para materia primas esenciales como el maíz y la soya.

“La soya es una de las principales materias primas necesarias para la producción de pollo y cerdo”, aseguró Flavio Molina, productor de Soya en la Altillanura.

De allí que su producción sea importante debido a que se usa como fuente principal de proteína en la elaboración de alimentos balanceados para Animales, además se extrae aceite y torta de aceite.

Y es precisamente este potencial, el que ha hecho que la producción y el consumo de la soya esté aumentando en el país.

Grandes empresas de Colombia como Monica Colombia, Cosargo, Aliar, Colombia Argo y Syngenta le están apostando a este negocio y están en el proceso de desarrollar la producción de soya para atender su demanda interna y así garantizar la seguridad alimentaria.

Según un estudio realizado por la Cámara de Procultivos de la Asociación Nacional de Empresarios (ANDI) en asociación con un grupo de empresarios agrícolas, el consumo de este producto en Colombia ascendió a 375.000 toneladas en el 2009, de las cuales el 84% fueron importadas y el 16% restante corresponde a la producción nacional. El consumo de soya presentó un crecimiento de 1,88% promedio anual desde 1990 hasta el 2010.

Sin duda Colombia tiene inmensas oportunidades para desarrollar la cadena agroalimentaria que parte de estos cultivos porque tiene tierras para la explotación agrícola, diferente a lo que sucede en otros países.

Potencial de la región orinoquía
Según la Andi, la Altillanura es una de las regiones que conforman la Orinoquía colombiana. La región está sometida a una prolongada estación seca y cuenta con suelos ácidos de baja fertilidad. Para producir soya en la Altillanura de manera empresarial se requieren grados mínimas muy superiores a las de la Unidad Agrícola Familiar (UAF) establecida. Estos cultivos en el ámbito mundial son mecanizados y los costos dependen de la escala de producción.

El precio de referencia que publica la Bolsa Mercantil de Colombia - BMC, de maíz amarillo, fríjol soya, torta de soya y sorgo ($/Ton) en febrero fue de $1,038,544.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.