Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Según los registros de los cultivos de guanábanas realizados por el Ministerio de Agricultura, hace un poco más de 20 años esta fruta era considerada exótica. El desarrollo y el auge de la producción han permitido que el consumo y exportación crezcan considerablemente.

Los expertos que han analizado el mercado afirman que la evolución en los cultivos, la estandarización de procesos de producción, el aumento de la demanda extranjera y la actualización de la literatura han marcado un auge en las guanábanas nacionales, tanto es así que es el décimo cultivo frutal con mayor presencia. Al año, se exportan 416.000 kilos de guanábana, equivalentes a US$1 millón.

 

Un aumento productivo

El número total de hectáreas sembradas, según la Asociación Hortifrutícola de Colombia (Asohofrucol), es de 5.000. Estos datos se asemejan a los presentados en la última Encuesta Nacional Agropecuaria, donde se estableció que el cultivo de guanábana representaba 1,6% de la producción frutal nacional. Según datos del Ministerio de Agricultura, en 2008 ocupó 1.800 hectáreas. En un reporte de Asohofrucol, el número total de hectáreas productivas en 2018 llegó a 4.780 hectáreas. Así, con la tendencia que ha mostrado, el área se ha duplicado en la última década.

Álvaro Palacio, presidente de Asohofrucol, explicó que este auge en la producción se originó por “un aumento en el consumo interno. Esto nos ha llevado a elevar la producción de guanábana, evidenciando que esta es una fruta con unas tendencias muy positivas para el futuro cercano”. Este panorama de la producción se tradujo en 463.441 plantas cultivadas, de las cuales 297.991 se encuentran en edad productiva.

Las zonas propicias de cultivo

Según los estudios que han realizado diferentes organizaciones técnicas, el cultivo de guanábana se debe realizar en zonas de poca humedad, donde se permita el pleno desarrollo de la fruta sin generar una afectación en los cultivos.

Por esta razón, las zonas donde se han dado la mayor cantidad de plantaciones son Valle del Cauca, Tolima, el denominado Eje Cafetero y Boyacá. Sin embargo, Pedro José Caño Cubides, ingeniero agrónomo y director de producción en el departamento de Boyacá, aseguró que últimamente se están generando las condiciones propicias en el departamento para aumentar la producción de esta fruta.

“Desde 2008, cuando se masificó el cultivo de guanábana, los productores del departamento se han organizado, con lo que se han mejorado los procesos”, manifestó el ingeniero, quien advirtió que “el problema que tuvimos, inicialmente, fue que la literatura que existía sobre el tema era escasa y estaba desactualizada”. Caño reveló que esto los llevó a desmitificar el cultivo en el departamento.

Este aumento de la producción en puntos diferenciales del país ha generado que la producción se industrialice en mayor medida.

Un cultivo complejo

Marino Peña, representante de la Asociación de Productores de Guanábana en Briceño, aclaró que la producción de esta fruta responde a un proceso industrial complejo, razón por la cual no se han producido aumentos significativos en las áreas cultivadas.

Para Briceño, esta fruta “no es fácil de producir porque cada vez llegan más plagas y enfermedades y esto nos está enfermando. Aunque hay más personas interesadas en la fruta, no hemos logrado abarcar la demanda que existe, porque nos falta tecnificar un poco más”.

La complejidad del cultivo surge de la naturaleza misma del fruto, pues tiene tamaños dispares y registra un proceso de polinización distinto, debido a que debe realizarse de forma manual.

Palacio explicó que “esta es una fruta industrial, en la medida de que debe atravesar un proceso de producción antes de ser vendida al público”, complicando un poco más su sistema de comercialización.

Según los estudios, hay tres tipos de guanábanas: ácida, semidulce y dulce. La producción del país se centra en los cultivos semidulces, debido a que tienen mayor cabida en el extranjero.

En promedio, según el último Censo Nacional Agropecuario, se generan al año 40.000 toneladas de guanábana. La venta del producto se realiza por kilo, según la perspectiva de Briceño, y a los productores les compran el kilo a $1.800.

El ingeniero Caño Cubides aseguró que en las épocas más complicadas, el costo de producción de un kilo de guanábana llega a $1.000. El precio promedio de producción es de $600. En las centrales de abasto, el kilo tiene un costo que se ubica entre los $3.000 y $5.000.

Auge de la exportación

Los mercados norteamericano y chino han visto en la guanábana un atractivo importante. El uso de esta fruta como saborizante para yogurt o sus efectos preventivos en la aparición de células cancerígenas le han dado fama internacional.

Un estudio de la Universidad Nacional demostró que el uso de esta fruta madura es ideal como saborizante de yogurt, con lo que se ha incrementado la demanda extranjera para exportar esta fruta. Este auge del interés extranjero se debe también a los informes de institutos nacionales de medicina frente a los efectos de la fruta para prevenir y combatir el cáncer.

Sin embargo, el problema en la exportación de fruta colombiana es la ausencia certificados de Global Gap. El ingeniero Caño explicó que “esto genera una concentración de la exportación únicamente en los grandes productores”.

Pese a esto, los números de la guanábana son cada vez mayores y se espera que en los próximos años este cultivo esté entre los primeros cinco cultivos frutales del país.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.