Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Luego de que los precios del café llegaran a un récord histórico en los últimos días, el gerente general de la Federación Nacional de Cafeteros (FNC), Roberto Vélez, aseguró que este año se espera llegar a una producción de 12,5 millones de sacos y a una cosecha a lo largo del país que alcance la suma $15 billones.

Desde el martes de esta semana, el precio del producto para una carga de 125 kilos estaba valorada en $2.240.000 y el miércoles escaló 3% al llegar a $2.307.000 , una cifra sin precedentes para la caficultura colombiana. Ayer, sin embargo, el precio cayó ligeramente a $2.275.000, lo cual sigue siendo un buen indicador teniendo en cuenta lo reportado desde el martes pasado.

“La Bolsa de Nueva York de café estuvo ya muy cercana a tocar los niveles de US$2,47 la libra. Ese precio multiplicado por una tasa de cambio y adicionado con un diferencial del café colombiano de calidad que ha venido subiendo da como nivel de precio para el productor $2,275.000 por carga de 125 kilos”, explicó Vélez.

El directivo aseguró ayer que el sector cafetero está en un boom, pues “cuando uno va y pone los pies en los municipios cafeteros como Pitalito, Garzón o Popayán se da cuenta de que está pasando algo económicamente que hace que el municipio se mueva más rápido”.

Acotó que esta situación es “interesante” y no se puede negar los cambios en los precios de $9 billones a casi $12 el año pasado y la nueva predicción de $15 billones para 2022.

Sin embargo, Vélez fue enfático al asegurar que hay preocupaciones que en el sector cafetero, tales como los costos en los insumos y fertilizantes y la baja producción por cuenta de los dos fenómenos de La Niña en los últimos dos años.

Gustavo Andrés Gómez, director ejecutivo de la Asociación Nacional de Exportadores de Café de Colombia, suscribió la opinión de Vélez al asegurar que todavía falta ver qué pasa con la lluvia y su incidencia en la producción.

“Para que haya unas buenas floraciones tiene que existir luminosidad, una época seca y lo que hemos presenciado han sido lluvias muy prolongadas durante dos años”, aseguró. A lo anterior añadió que el clima será determinante para la producción y ese será el punto de partida para las exportaciones de este año, pues aseguró que Colombia exporta entre 90% y 95% de los sacos de café que se producen.

Por otro lado, sobre el incumplimiento de las cooperativas, Vélez aseguró el problema continúa y entre más sube el precio “más crítico se vuelve”. “Cuando el cafetero iba a entregar su café a la cooperativa tenía una obligación o tenía un contrato, el cual estaba hecho con antelación a $1,2 millones o $1,3 millones. Con el precio de $2,3 millones la tentación de no cumplir con lo pactado se vuelve compleja”, aseguró.

Sobre las exportaciones de café, el directivo aseguró que el país producen producto “suave y lavado” que sigue siendo destinado a varias naciones alrededor del mundo.

Sobre este punto, Gómez aseguró que una de las explicaciones para la alta demanda internacional es Brasil.

El país sudamericano ha decrecido 11% en sus cifras normales de exportación y este número hace que haya escasez en el mercado y se vea un panorama de precios altos. “Si la escasez de café continua, el resultado es unos precios buenos en la carga de Colombia”, aseveró Gómez.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.