Agricultura

Harina de grillos usada en la preparación de galletas y cupcakes de consumo humano

Además de ser una alternativa que combate la inseguridad alimentaria presente en los países, es amigable con el medio ambiente
Por:
Valentina Sánchez Forero
13 de diciembre de 2023
Harina de grillos
Bloomberg

En el último informe sobre el Panorama regional de la seguridad Alimentaria y la nutrición de América Latina y el Caribe, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, FAO, resaltó que, en el país, cerca de 3,4 millones de personas padecen de hambre, lo que corresponde a 6,6% de la población.

La problemática de inseguridad alimentaria se acentúa, según la organización, por factores como la pobreza, las barreras de acceso, y el costo y asequibilidad para acceder a una dieta saludable. Atendiendo esas limitaciones, la búsqueda de alternativas alimenticias sostenibles se convierte en el reto al que se enfrenta diariamente la humanidad.

Una de estas alternativas, y que ha sido popular en los últimos años, es la cría y consumo de insectos, una opción que aporta beneficios para la salud humana debido a su composición nutricional. Además de ser un camino viable para combatir la inseguridad alimentaria yaciente en las naciones, su producción es amigable con el medio ambiente, otra problemática latente.

De acuerdo con Andrés Arias, docente de la Fundación Universitaria San Martín, en Colombia la producción y consumo de insectos es aún incipiente, de allí el interés por investigar las ventajas que ofrece esta alternativa alimentaria con el propósito de construir un protocolo que permita impulsar su práctica en el país.

Según el docente, dentro de los beneficios para el ambiente, se encuentra una menor huella ambiental y ecológica en comparación con la producción de proteínas tradicionales de origen animal, como bovinos, aves, porcinos, etc. Con esta alternativa se espera sustituir el uso de harina de girasol o soya que son empleadas normalmente para la producción de concentrados, aportando el mismo valor nutricional a la dieta de gallinas o cerdos.

En miras de aportar a la alimentación saludable y sostenible, dos estudiantes del programa de Medicina Veterinaria y Zootecnia de la San Martín, vienen desarrollando un proyecto de cría artesanal de grillos para la obtención de harina destinada a la preparación de galletas y cupcakes de consumo humano. Esta harina también serviría como insumo para la elaboración de snacks para animales de compañía y la alimentación de animales de finca.

“Iniciamos con un proceso de incubación con materiales reciclables, hidratación constante y una dieta económica que permitiera el crecimiento rápido de las ninfas de los grillos debido a sus niveles de concentración de proteína. Hoy tenemos la meta de producir un kilo y medio de harina por semana a través de la cría de cerca de 15.000 grillos adultos, una producción semanal que puede llegar a alimentar a aproximadamente 100 gallinas ponedoras”, precisó Milton Baquero, uno de los estudiantes líderes del proyecto.

De acuerdo con los investigadores, la producción de harinas a base de insectos podría revolucionar la industria alimenticia en los próximos años, convirtiéndose en una alternativa rentable para la producción de subproductos claves para otros renglones de la economía.

“Si utilizamos la harina de insectos en más preparaciones, tendríamos la capacidad de crear alimentos funcionales, alimentos que dada su composición nutricional ofrezcan beneficios para la salud humana y puedan llegar a prevenir enfermedades como la hiperglucemia e hiperlipidemia, las cuales están asociadas a altos niveles de azúcar y colesterol en la sangre”, explicó Arias.

Panorama del consumo de insectos a nivel mundial

De acuerdo con la FAO, se estima que más de dos millones de personas consumen insectos de manera regular. Aunque la cifra es reducida en comparación con la población mundial, su crecimiento se debe, en gran parte, a los llamamientos que ha hecho la organización para aumentar la ingesta de proteínas vegetales y/o alternativas como medida para combatir el cambio climático.

Se han identificado más de 1.900 especies de insectos aptos para el consumo humano, dentro de los que se destacan los escarabajos (31%) en sus diferentes estados fisiológicos, las mariposas y polillas (18%), abejas, avispas y hormigas (14%), saltamontes (13%), pulgones, cigarras y chinches (10%)”, resalta la organización.

Beneficios LR Más

CONOZCA LOS BENEFICIOS EXCLUSIVOS PARA PARA NUESTROS SUSCRIPTORES
SUSCRIBIRSE

MÁS CONTENIDO DE Agricultura