Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Humo blanco salió este jueves a cuatro meses de que la United States International Trade Comission (USITIC) formalizara el proceso de investigación por salvaguardias globales para los arándanos. Esto, con el objetivo de determinar en qué medida el aumento de las importaciones de este producto han causado daño grave o amenaza de daño a los productores estadounidenses de este alimento.

Pasado el mediodía, la Subsecretaría de Relaciones Económicas Internacionales (Subrei) se anotó un triunfo luego de que se notificara que la investigación arrojó que los arándanos importados a Estados Unidos no son considerados como daño o amenaza para la industria nacional.

La investigación fue solicitada por la oficina del United States Trade Representative (USTR) e incluye a los arándanos cultivados, orgánicos, silvestres, frescos y congelados. Entre los factores que provocaron la investigación está que las importaciones estadounidenses de arándanos han aumentado significativamente en los últimos 15 años, de aproximadamente 50 millones de libras en 2005 a casi 400 millones de libras en 2018, según detallaba el documento que dio cuenta del proceso.

Frente a esta investigación, la Subrei asumió la estrategia de coordinación entre el sector público y privado, mediante un trabajo conjunto con diversas instituciones y gremios para demostrar que no se produce el daño al mercado norteamericano en general. La relevancia de este escenario al que se enfrentó la industria y el gobierno es que en 2019 las exportaciones de Chile de arándanos frescos alcanzaron US$ 561 millones, donde la mitad fue hacia Estados Unidos.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.