Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) lanzó su estudio "Alertas tempranas sobre inseguridad alimentaria aguda" para el periodo entre febrero y mayo de 2022. En este, la organización señaló a Colombia como uno de los puntos focales de esta problemática.

Las claves que señala como generadoras son en parte la migración venezolana. Sin embargo, el informe señala que se suma a factores como inestabilidad social y política, el desplazamiento interno y los efectos económicos de la pandemia del covid-19.

Estos factores llevan a la FAO a concluir que el país tendrá un deterioro en su seguridad alimenticia en los próximos meses.

Acute hunger is expected to soar in over 20 hotspots in the coming months unless immediate action is taken warns a new joint @FAO-@WFP report.

Ethiopia, Nigeria, South Sudan and Yemen remain countries at the highest alert level: https://t.co/s5QH8OLGbN#fightfoodcrises pic.twitter.com/DRAIZVVVfK

— FAO in Emergencies (@FAOemergencies) January 27, 2022

Uno de los puntos que destaca el documento es que los retrasos en la implementación del proceso de paz de 2016 ha generado nuevas olas de violencia en el territorio. Solo entre enero y septiembre de 2021, 61.000 personas sufrieron este flagelo, lo que representa un incremento de tres veces en el nivel visto en 2020.

Con las elecciones, la expectativa de la organización es que esta problemática siga empeorando en el primer semestre del año.

Con respecto a los temas económicos el documento señala que "la pandemia ha amplificado aún más las disparidades existentes y sus efectos económicos seguirán sintiéndose en los hogares vulnerables, a pesar de un repunte económico en 2021 y un crecimiento esperado del PIB de 5,5% en 2022".

A esto se suma que el país es el principal receptor de migrantes venezolanos que han huido de la crisis económica, social y política. En agosto de 2021, la cifra de migrantes ascendía a 1,8 millones de personas. Es decir, 100.000 más que las reportada a inicio de ese año.

La FAO estima que estas problemáticas van a seguir en aumento, en parte por la pandemia y por las elecciones, por lo que recomienda suministrar insumos agrícolas esenciales para la supervivencia de los animales y el mantenimiento de la producción agrícola.

También recomendó seguir manteniendo las transferencias monetarias a los grupos más vulnerables en áreas rurales y urbanas.

A continuación, lo que dice textualmente el informe sobre Colombia:

"Es probable que la inseguridad alimentaria se deteriore aún más en Colombia durante los próximos meses debido a una combinación de inestabilidad política y económica, y los desafíos y el impacto continuo de la crisis migratoria regional amplificada por el desplazamiento interno. Los retrasos en la implementación del acuerdo de paz de 2016 entre Gobierno y los grupos armados no estatales han provocado nuevas oleadas de ataques violentos, con 61.000 nuevos desplazados internos entre enero y septiembre de 2021: tres veces los niveles de 2020.

El malestar social y probablemente las perturbaciones económicas continúen en medio de la campaña electoral, procesos programados para el primer semestre de 2022. Esto, podría contribuir a los altos niveles continuos de desplazamiento en los próximos meses.

La pandemia de covid-19 ha amplificado aún más las disparidades existentes y sus efectos económicos seguirán sintiéndose en los hogares vulnerables, a pesar de un repunte económico en 2021 y un crecimiento esperado del PIB de 5,5% en 2022. Si bien las pérdidas de empleo relacionadas con la pandemia ya se han recuperado casi por completo, la tasa de desempleo sigue siendo alto, en más del 11% en octubre de 2021. También es preocupante la alta tasa de inflación y que es probable que continúe afectando el poder adquisitivo de hogares vulnerables.

Además, Colombia sigue albergando el mayor número de migrantes venezolanos en la región. A agosto de 2021, más de 1,8 millones de migrantes de Venezuela fueron reportados que están en ese país, lo que representa un aumento de 100.000 desde principios de 2021, a pesar de los cierres oficiales de fronteras entre los países desde octubre de 2021.

El Estatus de Protección Temporal otorgado a migrantes venezolanos en febrero de 2021, junto con la reciente apertura de las fronteras, podría impulsar un mayor aumento de flujos migratorios en los próximos meses. Además, el número de personas en tránsito desde América del Sur y el Caribe a través el cruce de Darién a Panamá aumentó considerablemente en 2021; se proyecta a aumento adicional en 2022, principalmente debido a las repercusiones económicas de la pandemia en Colombia. Entre enero y septiembre de 2021, más de 91.000 migrantes cruzaron el Paso del Darién, tres veces la número récord anterior de 30.000 en todo 2016.

Según el resumen de necesidades humanitarias de 2022, 7,3 millones de colombianos sufren inseguridad alimentaria y necesitan asistencia alimentaria en 2022. Aproximadamente, el 64% (1,1 millones) de migrantes venezolanos en Colombia tenían inseguridad alimentaria en julio de 2021, incluido 14% severamente inseguro, basado en rCARI. Los datos muestran una ligera mejora en la situación de hace un año, cuando 73% eran inseguridad alimentaria. Sin embargo, la situación sigue siendo preocupante. Los alimentos situación de seguridad de los migrantes venezolanos en Ecuador (0,5 millones) y Perú (1,3 millones) muestra un panorama similar: la proporción de personas en situación de inseguridad alimentaria inmigrantes sigue siendo alto, en 66% y 57% respectivamente, a pesar de un mejora respecto a 2020.

Hay restricciones de acceso humanitario muy altas en Colombia. El acceso se ha deteriorado durante la segunda mitad de 2021 y es probable que empeoran significativamente en las zonas afectadas por el conflicto".

Recomendaciones para revertir el escenario

El informe también entrega una serie de recomendaciones a seguir para revertir el complejo escenario que se vive en cada uno de los países analizados. En el caso de Colombia, identificaron tres decisiones de prevención:

• Suministrar insumos agrícolas esenciales para la supervivencia de los animales y el mantenimiento de la producción agrícola (alimento para animales, insumos veterinarios, semillas y fertilizantes); se espera que los precios de estos insumos aumenten aún más en tiempos de crisis.

• Brindar asistencia técnica para la producción y conservación de alimentos para animales (ensilados y concentrados artesanales), la preparación de fertilizantes con insumos locales y establecimiento de bancos de semillas.

• Distribuir transferencias de efectivo a las personas más vulnerables en áreas rurales y urbanas, para mitigar el impacto de los aumentos esperados.

Así mismo, entregan recomendaciones respondiendo a una emergencia sanitaria, en la que destacaron que el HRP (Plan de Respuesta Humanitaria) de 2021 solicitó US$34,5 millones para intervenciones de seguridad alimentaria y nutrición.

• Proporcionar transferencias en efectivo y/o asistencia alimentaria a poblaciones vulnerables (tanto migrantes venezolanos como de acogida población) en diferentes territorios.

• Proporcionar asistencia alimentaria e insumos agrícolas (semillas, fertilizantes y materiales) para la producción rápida, diversificada y segura de alimentos en contextos rurales, urbanos y periurbanos, para cerrar la brecha alimentaria de las personas afectadas por el conflicto/violencia, crisis sociales y otros choques/desastres.

• Apoyar a los migrantes venezolanos y las comunidades de acogida en las zonas rurales limítrofes, rehabilitando los sistemas de agua, estableciendo áreas para la producción rápida de alimentos y apoyo a la producción rápida de forraje (bancos de forraje, bancos de proteínas y cercas vivas).

• Brindar atención médica veterinaria de emergencia y entrega de alimento a los animales, para recuperar el ganado sobreviviente y evitar más pérdidas y daños a los activos ganaderos productivos.

Por último, destacan que otra acción clave para superar esta alerta sanitaria es "aumentar los ingresos de los hogares y el empleo local, preservando los medios de vida agrícolas y mitigando la inflación que afecta acceso a los alimentos, apoyando la cadena de suministro a los mercados locales".

#Colombia aparece en la lista de los países con mayor inseguridad alimentaria del mundo. Hoy más que siempre es necesario tomar acción como sociedad. Súmate a esta lucha contra el hambre y la desnutrición https://t.co/qW8qW2eSxL #BancosDeAlimentos https://t.co/JKF4CXtq0t

— AbacoCol (@Abacocol) January 28, 2022

Documentos adjuntos

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.