Agricultura

La papa, la caña de azúcar, entre los cultivos que amenaza el fenómeno de La Niña

Con la llegada de las lluvias, algunos gremios advierten que la intensidad del fenómeno puede impactar los precios de cultivos
Por:
Daniella P. Rodríguez
11 de mayo de 2024
Cultivos afectados por La Niña
Gráfico LR

El momento de transición del fenómeno de El Niño a La Niña ya inició, y el Ideam dijo que, si bien las lluvias llegaron a las tierras secas que había dejado un Niño histórico en altas temperaturas, el clima seguirá “neutral”.

La entidad espera que la llegada del fenómeno de La Niña sea en un par de meses, y que se espera que su pico llegue entre octubre y noviembre de este año. Por un lado, es un alivio para algunos cultivos como el café, cuya intensidad favorecerá a la gran cosecha para 2024, según vaticinaron algunos dirigentes.

Sin embargo, otros cultivos como la papa, la caña de azúcar, el banano y, en algunos casos, el maíz podrían afectar su ciclo de cosecha, y disminuir la productividad del cultivo durante las lluvias.

Analistas coinciden en que todos los campos pueden verse afectados al haber un aumento desmedido en las lluvias. Dos ejemplos que ilustran el caso son la papa y el banano. En el tubérculo hay un aumento de brotes de gota (un hongo phytophthora infestans).

Esta enfermedad, en una semana de altas precipitaciones, puede acabar con un cultivo, según explican, ya que el daño en las hojas avanza muy rápido con el clima.

El otro ejemplo, el del banano, puede verse afectado por una inundación, volcamiento y aumento del moko (causado por la bacteria ralstonia solanacearum), así como afectación de raíces por el hongo fusarium. Estos patógenos se transportan por el agua. A medida que haya más lluvias, podría presentarse dispersión.

LOS CONTRASTES

  • Leonardo Ariza Presidente de Acosemillas

    “Cultivos como el arroz, en la región de La Mojana, por la inundación ocasionada por el rompimiento del Jarillón Caregato, son 10.000 hectáreas perdidas”.

  • María Helena Latorre Dir. de la Cam. de Procultivos de la Andi

    “Es arriesgado aventurarse a señalar un porcentaje en el incremento de los precios por cuenta de La Niña, pues esto dependerá mucho de su intensidad”.

La influencia con los precios depende de varios factores. Es claro que a medida que el fenómeno se hace más intenso, puede afectar directamente la oferta de algunos alimentos, empujando los precios al alza por la demanda reducida.

“Es arriesgado aventurarse a señalar un porcentaje en el incremento de los precios por cuenta de La Niña, pues esto dependerá mucho de su intensidad y de la capacidad de respuesta de los productores para enfrentarlo”, dijo María Helena Latorre, directora ejecutiva de la cámara Procultivos de la Andi.

Leonardo Ariza, presidente de Acosemillas, argumentó que las afectaciones ya se están empezando a sentir con las lluvias en algunas zonas del norte. “Cultivos como el arroz, en la región de La Mojana, por la inundación ocasionada por el rompimiento del Jarillón Caregato, son de alrededor de 10.000 hectáreas que se pueden estar perdiendo, además de los problemas con el ganado vacuno en esa región”, dijo.

El fenómeno, añade Ariza, hace que se retrasen siembras y se tienen problemas en cultivos como la papa, caña de azúcar, y el maíz y esto puede ocasionar atrasos en la producción y abastecimiento de las centrales de abastos. “Lo que lleva los precios al alza”.

“Debemos prepararnos con los drenajes suficientes en las fincas para evitar los encharcamientos que ocasionan problemas fitosanitarios y, por ende, aumentan los costos de producción. Esto hace que se tengan perdidas en el sector agrícola”, concluye el dirigente. Sin embargo, la mayoría de los cultivos en Colombia son favorecidos por las lluvias. Todo depende, en sí, de su intensidad.

10.000 fueron las hectáreas de arroz perdidas en la mojana causadas por las inundaciones de caregato.

El ciclo de transición de sequías a lluvias
Sin que aún se terminen de enfrentar los impactos del fenómeno de El Niño, los sistemas agroalimentarios de América Latina y el Caribe se ven nuevamente en alerta: La Niña se podría hacer presente en la región en el segundo semestre de 2024. Según la FAO, el patrón climático que involucra a El Niño y La Niña dura generalmente una fase neutral de dos años, sin embargo, este tiempo se está acortando. “Ya vimos cómo sucedió, hace un año salimos de una Niña, y en marzo ya había señales de un Niño”, afirmó Yolanda González, del Ciifen.

Beneficios LR Más

CONOZCA LOS BENEFICIOS EXCLUSIVOS PARA NUESTROS SUSCRIPTORES
SUSCRIBIRSE

MÁS CONTENIDO DE Agricultura