Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

La Gobernación de Antioquia, en convenio con la Corporación colombiana de Investigación Agropecuaria (Agrosavia), en el marco del proyecto Agro Antioquia Exporta 4.0, que tiene como propósito central ampliar la oferta exportable del Departamento, eligieron 76 predios rurales con el fin de certificarlos en Global G.A.P.

Esto se hizo con el fin de que los pequeños productores dueños de estos predios pudieran conquistar mercados internacionales, ya que el Global G.A.P. lo que hace es certificar empresas en inocuidad alimentaria. Por eso, la Gobernación y Agrosavia otorgaron asesorías, acompañamiento y gestión, de cara a cumplir los 222 requisitos necesarios que contempla la norma Global GAP para obtener dicha certificación.

La finca más grande que será certificada tiene 17 hectáreas, lo que significa, según Agrosavia, es que este es el apoyo más importante recibido hasta ahora por los pequeños y medianos productores de aguacate Hass en Antioquia.

“Un productor que cuenta con este certificado tiene la oportunidad de beneficios desde el punto de vista económico, de recibir un sobreprecio, lo que favorece su flujo económico, pero, adicionalmente, le permite tener ese reconocimiento y, sobre todo, entrar en una línea de trabajo y enfoque de mejoramiento continuo en lo que tiene que ver con las Buenas prácticas agrícolas (BPA)”, comentó, a propósito del avance del proyecto, el director del Centro de Investigación La Selva, de Agrosavia, Juan Mauricio Rojas Acosta.

Los pequeños y medianos productores de aguacate Hass, que antes de terminar 2021 tendrán su certificación Global G.A.P. para exportar, están ubicados en los municipios de Urrao, Jericó, Jardín, Sonsón, Abejorral, La Ceja, El Retiro, San Vicente Ferrer, El Peñol, Marinilla, El Santuario y Rionegro.

“De esta manera el departamento de Antioquia contribuye de forma importante a potencializar la oferta exportable, con un producto que cumple criterios de calidad, que respeta el medio ambiente y garantiza los mínimos derechos de los trabajadores que hacen parte de estos procesos productivos”, puntualizó el director de, Centro de Investigación La Selva.

Los requisitos para obtener el certificado Global G.A.P. apunta a tres componentes: proteger el medio ambiente, garantizar la inocuidad de la fruta y lograr el bienestar de los trabajadores. Las 222 exigencias están agrupadas por paquetes. Entre ellos: instalaciones locativas, capacitaciones, registros, análisis de laboratorio, documentación y procedimientos de evaluaciones de riesgo y documentos generales de la finca.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.