En la Corporación Fenalco Solidario Colombia, desde hace 28 años, acompañamos a las organizaciones en la promoción de la responsabilidad social. Visualizamos a Colombia como un gran actor de cambio en temas sociales, ambientales y económicos.

Las organizaciones tienen un gran reto, fortalecer la sostenibilidad como un elemento estratégico y diferenciador, la cual les brinda nuevas oportunidades en un mundo cada vez más exigente, donde la dinámica de los sectores hace necesario que se visualicen en una prospectiva de futuras oportunidades y riesgos resueltos. La sostenibilidad será el gran transformador de nuevos negocios, simples, dinámicos, innovadores y muy ajustados a las nuevas necesidades de sus diferentes grupos de interés.

En Colombia se ha logrado democratizar el concepto de responsabilidad social o sostenibilidad. Desde nuestra corporación hemos sido testigo de cómo las organizaciones pymes, grandes y multinacionales, se han unido en un solo lenguaje universal “la sostenibilidad” un tema que escucharemos cada vez más con énfasis y relevancia, donde la reputación de una organización estará relaciona a las decisiones que tome desde el ámbito social y ambiental. La sociedad, no será permisiva con acciones que no contribuyan con la sostenibilidad; los criterios de compra se transforman, nuevas generaciones llegan y debemos prepararnos para ser organizaciones del futuro.

Desde la corporación conocimos que durante 2017 las organizaciones con el Certificado en Responsabilidad Social, que son 650, invirtieron más de $1,1 billones, un incremento de cerca del 50%, con respecto al 2016, lo que refleja el alto compromiso que se ha generado por parte de las empresas colombianas en trabajar en temas de responsabilidad social con sus grupos de interés: medio ambiente, Estado, comunidad, clientes y consumidores, colaboradores y los proveedores.

Los temas ambientales, como la medición de la huella de carbono, la compensación y la mitigación son cada vez más acogidos como estratégicos, brindándoles a muchas organizaciones grandes ahorros, mejoras en su reputación, crecimientos económicos o nuevas oportunidades de negocio.
Gracias al servicio de medición de la huella de carbono se logró identificar a través de las 79 mediciones realizadas en 2017, que las organizaciones que implementan de manera satisfactoria los planes de acción han logrado disminuir 26% de las emisiones, cuatro puntos porcentuales más en comparación al porcentaje de disminución de 2016; y las que no lo han hecho, llegan a aumentar hasta un 18% de las emisiones.

El cambio ha llegado no solo en Colombia, sino en el mundo. Por esto, todo el sector empresarial deberá voltear su mirada en promover estos temas, donde concentraremos nuestros esfuerzos para que las organizaciones sin importar su tamaño o sector, se preparen de manera oportuna y efectiva en la transformación de sus negocios, con una mirada futurista y abierta, donde con seguridad absoluta las próximas generaciones agradecerán a sus líderes la nueva forma de hacer negocios, donde la ética, el respeto y la sostenibilidad serán parte de los pilares básicos y estratégicos de las organizaciones.