Dentro de estas zonas se encuentra la de mayor producción porcícola, que involucra los departamentos de Antioquia, Valle del Cauca, Caldas, Quindío y Risaralda, en donde se concentra el 70% de la porcicultura tecnificada de Colombia (esta zona fue declarada libre por parte del ICA en octubre de 2011).

‘Estamos trabajando en la consolidación de la vacunación del resto de departamentos con miras a suspender el proceso a finales de 2012 en Tolima, Huila, Caquetá, Meta, Cundinamarca, Boyacá, Santander, Atlántico, Bolívar, Córdoba, Sucre y Magdalena, con lo cual entraríamos en una fase de erradicación del resto de departamentos, a excepción de los de frontera (Nariño, Putumayo, Arauca, Casanare, Norte de Santander y Guajira), por ser limítrofes con Venezuela y Ecuador’, señaló Diego Rojas, director de erradicación de la PPC de Asoporcicultores.

Según Eduardo Peña, líder nacional de programas de sanidad Porcina del Instituto Colombiano Agropecuario (ICA), con la zona anterior Colombia quedaría libre de PPC en 2013, manteniendo un área de protección en las zonas de frontera con Venezuela y Ecuador, donde continuarán las acciones de vacunación y control de movilizaciones que protejan al país de la reinfección con el virus, ya que en estos países no existen programas de erradicación que garanticen un estatus sanitario similar.

‘Nuestro programa ha sido modelo para otros países y reconocido por organismos internacionales como la FAO, la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE) y la Organización Iberoamericana de Porcicultura, pues han trabajado de manera conjunta la Asociación y los productores. Es fundamental tener en cuenta que esto es un logro importante para el país en materia sanitaria, y buscamos llegar a feliz término en 2013’, expresó Carlos Maya, gerente de la Asociación Colombiana de Porcicultores.

Trabajar por zonas definidas
El Programa Nacional de Erradicación de la Peste Porcina Clásica en Colombia optó por la zonificación como mecanismo para lograr de manera paulatina la erradicación de la enfermedad en el país. Para este objetivo, se han seguido los lineamientos establecidos en el capítulo 15.2 del Código Sanitario para los animales terrestres de la Organización Mundial de Sanidad Animal (0IE).

‘La erradicación de la PPC abre las puertas para poder explorar la búsqueda de nuevos mercados a nivel regional que permiten el mejoramiento de la competitividad del sector porcícola nacional, el cual ha venido creciendo a tasas superiores al 9% anual en los últimos cinco años’, destacó Diego Rojas.