Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Los campesinos y productores en todo el territorio nacional vienen preparándose para la primera temporada de lluvias de 2021, que llegó en la segunda semana de marzo. Este evento, de vital importancia para el crecimiento de los cultivos, también debe ser uno de precaución y cuidado, pues los excesos de agua pueden ser perjudiciales no solo para las plantas sino también para el bolsillo.

Para evitar mayores daños, el Ideam, en su boletín agroclimático, recomienda la recolección de la manera más limpia posible, ya sea de forma manual o mecánica y evitar al máximo el exceso de materias extrañas como hojas, tallos, brácteas, entre otros.

Con la llegada de las lluvias, las frutas como el plátano, los cítricos, el aguacate y la piña son de las más beneficiadas de las bondades del agua. Por su parte, hortalizas como la espinaca, el coliflor, la acelga, la lechuga y el brócoli también pueden verse favorecidas.

Por otra parte, algunos de los cultivos más propensos a verse afectados, según explicaron los expertos, son: yuca, ñame, papa, arroz, algodón, maíz, frijol, ajonjolí y algunos cultivos hortícolas como pepino, ahuyama, tomate, ají pimentón, ají topito, lechuga, cilantro, cebolla cabezona y en rama, (por sus condiciones químicas).

Por ejemplo, algunos cultivos semiperennes como el banano y el plátano pueden ser afectados por los excesos de lluvias, generando un déficit de oxígeno (hipoxia), que en algunos casos afecta la función de las plantas, haciéndolas más susceptible al ataque de patógenos del suelo, e incluso causarles la muerte.

De acuerdo a la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres, los pronósticos indican que las lluvias estarán por encima de 40% de lo habitual en todo el territorio nacional, debido al fenómeno de La Niña que se extenderá hasta mayo y que, hasta la fecha, ha dejado 117 movimientos en masa, 35 inundaciones y 31 vendavales.

“La primera temporada de lluvias comienza oficialmente el 16 de marzo, sin embargo, el Ideam oportunamente nos ha avisado que se anticipará y ya vemos cómo están llegando las lluvias a diferentes partes de Colombia”, advirtió el director de la Ungrd, Eduardo José González, quien hizo un llamado a estar preparados ante posibles eventualidades, por lo que también sugirió no exponerse en ríos, quebradas y zonas de ladera.

En este sentido, el Ideam recomienda preparar los suelos teniendo en cuenta las fechas en las que lloverá, alistar canales de salida para evitar inundaciones en los cultivos por precipitaciones que se puedan presentar y dañar los cultivos si no se preparan para el agua.

“A pesar de que la fecha del inicio de las lluvias está cada vez más cerca, aquellos campesinos que no han sembrado por temor a que ya sea muy tarde no deben preocuparse, pues el inicio de la temporada es una transición, lo que les daría suficiente tiempo para empezar”, indicó la directora general del Ideam, Yolanda González.

Asimismo, desde la entidad climática sugieren el uso de tecnología, que permite el constante monitoreo del clima e indica en tiempo real las probabilidades de lluvia. Para ello, la aplicación del Ideam cuenta con esta información, imprescindible para los pequeños productores y los cultivos que tienen cosecha a fin de año.

En abril aumentarán las lluvias en la región andina

Según el Ideam, abril será un mes en el que en gran parte del país aumentarán las precipitaciones, acorde a la primera temporada de lluvias del año, destacando incrementos en la región Andina y Pacífica. La región Caribe mantendrá la tendencia de bajas precipitaciones, con los mayores déficit en sectores del norte y del litoral de Atlántico, Magdalena y La Guajira.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.