Casa de campo María Alejandra Solano Vargas

La batalla campal en el Ministerio de Agricultura

08 de septiembre de 2015
MÁS DE CASA DE CAMPO
No se puede negar el hecho de que el Gobierno Nacional tiene que cumplir los acuerdos a los que llegó con campesinos e indígenas de Colombia.

Al día siguiente de la toma del Ministerio de Agricultura, LR publicó una foto en su contraportada que dejaba mucho que desear.

Varios funcionarios de la cartera de Gobierno se atrincheraban con lazos y sillas para defenderse de indígenas y campesinos encapuchados que se estaban tomando el edificio. Los protestantes pedían que se les cumplieran las promesas hechas por el Ejecutivo en el paro de 2013.

Después de la toma, en algunos medios de comunicación, el ministro, Aurelio Iragorri, aseguró que los protagonistas realizaron actos violentos. “Le echaron spray a las cámaras de seguridad”, dijo, mientras que varios de los empleados del recinto señalaron que los manifestantes habían irrumpido en las instalaciones llevando consigo papas bombas.

Los protestantes pedían $250.000 millones para 230 iniciativas productivas del sector y amenazaban con un nuevo paro agrario.

No se puede negar el hecho de que el Gobierno Nacional tiene que cumplir los acuerdos a los que llegó con campesinos e indígenas de Colombia. Habría que preguntarle al jefe de cartera por qué no lo hizo. Sin embargo, se nos ha hecho costumbre hacer peticiones a la fuerza porque pareciera que así encontramos una respuesta más rápida.

Algunos han cambiando por artefactos violentos como palos y capuchas, herramientas tan poderosas como un azadón y un rastrillo, las mismas que proporcionan el abastecimiento de los alimentos a los colombianos y por las cuales estamos a punto de convertirnos en la despensa del mundo. Esto no está muy lejos de lo que vivimos en 2013, cuando no solo se bloquearon corredores viales, sino que en las noticias aparecían camiones quemados.

Es más que claro que no son todos los campesinos e indígenas los que acuden a estos métodos. Pero aquellos que sí lo hacen deberían cambiar su estrategia.

Beneficios LR Más

CONOZCA LOS BENEFICIOS EXCLUSIVOS PARA PARA NUESTROS SUSCRIPTORES
SUSCRIBIRSE

Más de opinión