Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Una muestra de ello es que, como lo destaca el estudio “Efectos Climáticos sobre La Producción del Vacuno Lechero: Estrés por Calor”, del profesor y veterinario Andrés Martínez, algunos animales no logran adaptarse a las condiciones climáticas, a partir de los 25°C, y comienzan a disminuir sus rendimientos. Es así que, de 20,1 kilogramos de leche que se consiguen en el día, en condiciones de -16°C, la producción disminuye hasta llegar a unos 11 kilogramos en climas de 40°C.

Y esta reducción se debe al estrés que se genera por altas temperaturas. Una de las principales preocupaciones para los ganaderos, pues bajo esta condición el ganado también reduce su masa corporal y el peso de las crías, ya que no consume suficiente alimento y no genera buena grasa corporal.

“La temperatura promedio es de 38°C. A partir de ahí, el animal está expuesto a sufrir por el estrés calórico”, señaló Filippo Rapaioli, zootecnista.

Efectos del frío
Así como el calor tiene un fuerte impacto en la producción, de igual forma el frío deja su rastro en los animales que requieren gastar mayor energía para mantener el calor corporal. Para el caso de los bovinos que no adaptan su pelaje para resguardarse de bajas temperaturas, tienden a ser animales sedentarios, para no exponerse al frío.

Debido a esto, reducen el consumo de alimentos y de líquidos, por lo cual, baja la composición corporal y los niveles de producción láctea. No está de más destacar que, entre menos leche se produzca, menos alimento tendrán los terneros y más baja será la composición de los animales destinados a la producción de carne.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.