Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Hace unos días se conoció que la Gobernación del Huila pensaba adjudicar un proyecto de $5.800 millones para mejorar la genética de la ganadería de ese departamento, mediante transferencia de embriones de razas de alta calidad.

Pero la licitación quedó desierta después de que el único proponente, de empresarios opitas, fue eliminado porque según denuncian los ganaderos, "supuestamente no acreditó un requisito que no estaba en los pliegos de condiciones".

Además, el requisito que es ofrecer fertilización in vitro para embriones bovinos, sí lo tiene el proponente y con sus laboratorios están en capacidad de ejecutarlo, según lo certificó oficialmente el ICA.

El contrato aún podría adjudicarse, para beneficiar a más de 2.000 ganaderos huilenses; la suerte está en manos del gobernador Carlos Julio González, a quien los proponentes le piden que reasuma su competencia de ordenador del gasto, para adjudicarlo y firmarlo.

La explicación de los empresarios en Huila
El proyecto quedó frenado luego de que al único proponente de la licitación le exigieron un requisito que no estaba en los pliegos de condiciones. Además de que ese requisito técnico que es contar con un laboratorio para fertilización in vitro, en todo caso sí lo cumple y está en capacidad de ejecutarlo.

El enredo jurídico y técnico aún podría aclararse pues el ICA ya certificó que el laboratorio que presentaron los licitantes huilenses sí cumple la reglamentación y tiene toda la capacidad exigida.

En el recurso de reposición, los empresarios solicitaron que sea directamente el gobernador Carlos Julio González Villa quien lo resuelva y no el comité evaluador pues, según ellos, no ofrece garantías de imparcialidad.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.