Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Las levaduras son hongos microscópicos que al ser incluidos en la dieta de los animales los afectan positivamente, mejorando su sistema digestivo. Es por ello que, en el caso de los bovinos, uno de los principales suplementos de tipo probiótico más utilizado que permite mejorar la fermentación ruminal es la levadura, específicamente el hongo Saccharomyces cerevisae activo.

De acuerdo con Luz Ángela Vanegas, docente de la Facultad de Ciencias Agropecuarias de la Universidad de La Salle, dentro de los beneficios de suministrar al ganado levadura en su alimentación están, la modulación de la flora benéfica fermentadora, el control del pH ruminal que previene la presentación de acidosis, el incremento en el consumo y digestibilidad de nutrientes con efecto directo en el incremento de la producción de carne o leche y el apoyo al sistema inmunitario del rumiante.

“Las levaduras al promover la flora benéfica y modular el pH ruminal, hacen que se favorezca no solo el mayor consumo de alimento sino la producción y absorción de energía a partir de los ácidos grasos volátiles y la síntesis de proteína bacteriana, que pasará del rumen al intestino delgado, donde será absorbida como proteína verdadera para el rumiante; este proceso hace que se incremente la síntesis muscular y la ganancia diaria de peso”, dijo Vanegas.

Por su parte, el médico veterinario zootecnista, Wilson Hernando Mora, explicó que, “la cantidad a utilizar estará determinada por la presentación del producto, si es en forma liquida se pueden utilizar entre cinco a 10 litros por vaca/día. Si es levadura de cerveza secada en forma artesanal se suministra hasta 1kg por animal/día, en animales de alta producción”.

De igual manera, Mora, destacó que las levaduras se pueden suministrar en cualquier edad del bovino, siendo especialmente recomendada en etapas productivas.

Vale resaltar que, la levadura viva en el sistema digestivo de los animales provoca un fenómeno llamado exclusión competitiva en la cual ciertas bacterias capaces de provocar enfermedades se adhieren a la superficie de las levaduras eliminando así gran cantidad de microorganismos nocivos y permitiéndole al animal defenderse de forma más efectiva.