Tras superar la crisis sanitaria de fiebre aftosa ocurrida el año pasado y la reapertura gradual de los principales mercados a los cuales se exportaba carne bovina local, las autoridades agropecuarias nacionales anunciaron que sus similares en Chile dieron cuenta de las medidas tomadas y se espera que en los próximos días se presente la llegada de carne colombiana a ese país.

En 2017, los exportadores bovinos consolidaron en el mercado chileno la venta de 195,9 toneladas de carne producida en las fincas ganaderas del país, y como producto de estas transacciones, los productores recibieron US$925.000, cerca de $2.775 millones.

Sobre este retorno, Juan Guillermo Zuluaga, jefe de la cartera agropecuaria, señaló: “Chile es uno de los mercados más importantes para nuestros productores del campo, pues allí llega la carne de res colombiana que es la protagonista de diferentes platos que se preparan en los principales restaurantes de ese país”.

En mayo, el Servicio Agrícola y Ganadero (SAG) de Chile realizó una visita de inspección a diferentes fincas y plantas de beneficio, registrando los avances de las autoridades sanitarias de Colombia para dar por terminada la situación generada por los focos de fiebre aftosa.

Con estos avances que pretenden restablecer en su totalidad el nivel de exportaciones a los países destino, en conjunto con la normalidad de operaciones de empresas como Minerva Foods, las autoridades progresan en el trámite con 13 países entre los que están priorizados China, Panamá, Guatemala y Arabia Saudita, entre otros.

Así, se proyecta alcanzar la venta de 18.000 toneladas al exterior y superar los registros de 2017, cuando se certificaron 16.067 toneladas.