Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Sacos, guantes, mantas, ruanas, entre otros artículos utilizados cotidianamente por los colombianos son confeccionados con materia prima como la lana. Este producto, tradicional entre los campesinos del país, es uno de los principales insumos de sostenimiento en departamentos con producción ovina como Santander, Boyacá, Cundinamarca, Caldas y Nariño. En esas regiones se realiza el mayor porcentaje de lana en Colombia.

En términos de producción, el Ministerio de Agricultura no tiene datos consolidados ni actualizados. Solo reportó que en 2013 se exportaron a Uruguay unas 20 toneladas.

Sin embargo, ProColombia estableció que el país exporta a productos de la lana a 15 países, entre ellos están Brasil, Reino Unido, Chile, Estados Unidos y Canadá. Los terminados más comercializados son sacos, pantalones, chaquetas, faldas, camisas y sacos de punto, para adultos y niños.

Estos productos representaron un total en ventas de US$8,6 millones entre enero y septiembre de este año, cifra que, comparada con el mismo periodo de 2014, significa un aumento de 1,3%.

Según Camilo Barrios, técnico de granja y experto en ovinos, la producción de lana en Colombia ha disminuido porque “los campesinos no tienen facilidades para mantener a los animales y sostener una producción rentable de esta materia prima”.

Por esta razón, el Ministerio de Agricultura lanzó un proyecto con el Instituto Agropecuario (ICA), la Corporación Colombiana de Investigación Agropecuaria (Corpoica), Asoovinos y Artesanías de Colombia, con el fin de volver a impulsar el desarrollo de la lana en municipios como Cucunubá en Cundinamarca.

“Estamos cofinanciado este proyecto, pues tendrá un gran impacto en la generación de empleo e ingresos, con el cual los campesinos mejorarán sus proyectos y sus actividades artesanales y los hilados serán más rentables”, comentó el viceministro de Asuntos Agropecuarios del Ministerio, Hernán Calderón.

El proyecto de la cartera logrará beneficiar a más de 810 familias de la región mediante esta alianza público privada, con la cual no solo se pretende impulsar el mercado de la lana en ovinos, sino también el de cuero y carne de estos animales.

Estos son los procesos industriales de producción
Luego de la obtención de la lana viene un proceso industrial que da origen a los productos que se comercializan en el mercado. Primero hay que clasificar los tipos de lanas que se recolectaron, si están sucias o grasientas, para someterlas a procesos de limpieza. Luego en el lavado se separar las fibras dependiendo el volumen. En el tercer paso se eliminan los materiales vegetales, para que en el cuarto se utilice una máquina que transforma las fibras en mechas circulares. Por último, se hace un proceso de peinado e hilado, con el que se adaptan las fibras para ponerlas en hilos y tenerlos a disposición del fabricante de productos.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.