Con el objetivo de restablecer el comercio de carne bovina a Chile, Julio Urzúa, representante del Servicio Agrícola y Ganadero (SAG) de ese país, participó en una reunión con funcionarios del ICA para conocer de primera mano la condición sanitaria del país, la cual fue ratificada  positivamente, por la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE), informó la entidad agropecuaria.

La visita es importante en este propósito pues el SAG es el organismo oficial en Chile encargado de apoyar el desarrollo de la agricultura, los bosques y la ganadería, a través de la protección y mejoramiento de la salud de los animales y vegetales.

En la reunión se hizo una amplia presentación de todos los temas relacionados con el programa de vacunación contra la fiebre aftosa, las acciones que realizó el ICA para contrarrestar la enfermedad, y  la zona de contención. Así mismo,  se realizó una presentación de la ubicación de  los focos de fiebre aftosa en 2017 y el alcance que tuvo en el país la enfermedad que fue controlada en un tiempo récord.

A su vez, se  mostró el  avance de la ejecución del primer ciclo de vacunación contra la enfermedad que actualmente se realiza en el país.

“Me encuentro  en Colombia realizando una evaluación del sistema sanitario y una  verificación actual con respecto a la situación de fiebre aftosa que vivió el país hace unos meses atrás. El objetivo de mi visita, es conocer  las funciones  y las acciones que están realizando con respecto a este tema. Colombia estaba autorizado para exportar carne bovina a Chile y por motivo de esta situación, las exportaciones fueron suspendidas”, explicó Urzúa.

La visita inició el 14 de mayo y concluye el viernes 18, con inspección  de campo a varios predios ganaderos, plantas de sacrificio y a la zona de contención, declarada por el ICA y avalada por la OIE.