Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

La producción amigable con el medio ambiente ha sido el derrotero de la ganadería colombiana durante más de una década, por ello cobra importancia la implementación de sistemas silvopastoriles en esta actividad.

De acuerdo con información de Fedegán, para que una ganadería sea sostenible se requiere que el productor implemente en su predio esquemas silvopastoriles, es decir, que integre al pastoreo de bovinos tres recursos naturales: árboles –que pueden ser nativos de la región–, leucaena –leguminosa arbórea– y botón de oro – planta herbácea muy ramificada que alcanza alturas hasta de cinco metros–.

Vale destacar que, si una ganadería produce en esquema tradicional 794 litros de leche por hectárea al año, al implantar sistemas silvopastoriles intensivos, el efecto es que la producción se triplicaría hasta los 2.849 litros/ha/año.

“La productividad forrajera tiende a ser mayor en ganaderías basadas en esquemas silvopastoriles intensivos, que en los sistemas tradicionales. Mientras en el primero en un predio se podrían producir 23.479 kilogramos de forraje verde por hectárea, en el segundo alcanza los 15.638, es decir, 50 % menos”, señaló José Félix Lafaurie Rivera, presidente ejecutivo de Fedegán.

 

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.