Mascotas

Dolor articular en perros, enfermedad silenciosa que afecta calidad de vida del animal

Es clave saber que, para todos los casos de dolor articular, los pasos más básicos para evaluar son la observación y la palpación
Por:
Valentina Sánchez Forero
05 de diciembre de 2023
Dolor articular en perros
Bloomberg

Aunque es una de las afecciones más comunes, el dolor articular en perros es una patología infradiagnosticada, es decir, tiene baja capacidad de reconocimiento, lo cual, debido a su nula detección, afecta la calidad de vida del animal e incide en la aparición de otras enfermedades que comprometen su vida.

Pese a que pasa por desapercibido o se le atribuye, la mayoría de las veces, a la edad del animal, el dolor muscular es una patología que puede estar presente en todas las etapas de la vida del canino. Debido a que sus causas son múltiples, es fundamental tener presente cuáles son las articulaciones de los perros, y cómo se manifiesta el dolor.

De acuerdo con Natalia Alejandra Utrera Lerma, médica veterinaria de la clínica El Labrador, algunas de las articulaciones presentes en los perros se encuentran en el cráneo y cuello: mandíbula, vértebras cervicales; tórax y miembro anterior: vértebras torácicas, hombro, codo, muñeca y dedos; zona abdominal: vértebras lumbares; cadera, miembro posterior y cola: vértebras sacras, cadera izquierda y derecha, cadera-fémur, rodilla, talón, dedos.

A pesar de que estas articulaciones se encuentran a simple vista, también hay otros tipos que no tienen mucho movimiento y por ende no se reconocen fácilmente. Dentro de ellas se destaca el esternón con las costillas, estas últimas con la columna torácica, la articulación no ósea de las escápulas y la articulación fija de algunos huesos del cráneo y cadera.

Pasos básicos para detectar dolor articular

Es fundamental entender que, para todos los casos de dolor articular, los pasos más básicos para evaluar son la observación y la palpación. A través de esos medios se pueden detectar molestias en esas áreas del cuerpo.

“Otro punto a tener en cuenta son las diferentes lesiones que se pueden encontrar en las articulaciones. Las más comunes son lesiones de tejidos blandos (tipo esguinces o inflamación de tendones), rupturas de ligamentos, fracturas óseas, enfermedades degenerativas o genéticas, y afecciones o lesiones neurológicas”, resaltó Utrera.

De acuerdo con la experta, los síntomas más clásicos del dolor en articulaciones son la inflamación y calor en la zona afectada, lamido constante del área, disminución del movimiento en la zona, cojera y parálisis parcial.

“Los casos leves como las lesiones de tejidos blandos son un poco más complicados de detectar. Pero, si el tutor tiene una rutina y un cuidado óptimo de su mascota, lo notará fácilmente”, manifestó.

Según Utrera, en los casos más graves, como lo son las rupturas de ligamentos, fracturas, enfermedades degenerativas o genéticas avanzadas y enfermedades neurodegenerativas o lesiones neurológicas, las molestias generadas son evidentes y los síntomas van desde las cojeras hasta la parálisis o postración de la mascota.

¿Qué hacer ante la detección de cualquier síntoma?

Tanto en los casos leves como en los graves, es clave la atención prioritaria con un médico veterinario experto asunto.

“En la clínica veterinaria El Ladrador, los casos más comunes de dolor articular lo presentan las mascotas con enfermedades degenerativas. En estos casos solemos usar productos naturales en base de cannabis como Healthabica Pets® para manejo de dolor, regulación de la inflamación y protección articular de uso prolongado. Este producto, incluso para pacientes con lesiones leves o neurológicas, nos ha sido de mucha ayuda en el control de estas patologías”, concluyó.

Beneficios LR Más

CONOZCA LOS BENEFICIOS EXCLUSIVOS PARA PARA NUESTROS SUSCRIPTORES
SUSCRIBIRSE

MÁS CONTENIDO DE Mascotas