Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Una gran novedad en la medicina veterinaria sigue siendo el suministro de ozono a las mascotas, una técnica complementaria que podría aliviar un sin fin de enfermedades, gracias a los avances tecnológicos.

Si bien la ozonoterapia, como se le llama a este tipo de tratamiento complementario que utiliza oxígeno, ya es historia en la medicina humana, en animales aún es escaso, sobre todo, en países como Colombia en el que la oferta es limitada.

LOS CONTRASTES

  • Julieth Velázquez GarcíaMédica veterinaria de la Universidad de Antioquia

    “El ozono es un gas que tiene muchos beneficios para la salud de las mascotas. su uso como tratamiento médico debe ser complementario a la medicina convencional”

“Su uso ha sido principalmente en medicina humana, pero en animales ya se está utilizando. Cada vez más está teniendo acogida, sobre todo para mascotas como perros o gatos”, indicó Julieth Velásquez García, médica veterinaria de la Universidad de Antioquia y experta en ozonoterapia.
Esta técnica medicinal puede ser o un tratamiento alternativo para curar múltiples enfermedades, o una simple terapia de bienestar y relajación para las mascotas.

En ese sentido, entre los beneficios curativos de la ozonoterapia se encuentra que es un proceso capaz de promover una activación de los sistemas antioxidantes endógenos, lo que genera la estimulación de fabricación directa de ATP (la energía de la célula).

“Su beneficio más importante es su capacidad antioxidante, pues la ozonoterapia ayuda a regenerar las células cuando hay un desequilibrio que las daña”, explicó Velázquez.

Otros de sus grandes beneficios tienen que ver con que es un potente desinflamatorio, cicatrizador y un coadyuvante en la regulación del sistema inmunológico y metabólico.

Por ello mismo, enfermedades como la arterioesclerosis, los carcinomas, o las hepáticas, son algunas patologías que podrían tener cierta mejoría en los animales que la padecen con la ozonoterapia, de la manco con la medicina veterinaria convencional.

Quizás una de las preguntas más frecuentes alrededor de la ozonoterapia es cómo se aplica y cuáles serían sus efectos secundarios y cuidados posterapia.
Por eso, la respuesta a estos cuestionamientos saca a la luz otro tanto de beneficios de esta técnica, pues, lo que indican los expertos en el tema, es que es un tratamiento ambulatorio, fácil de aplicar, sin efectos adversos y lo mejor, de resultados inmediatos.

Esto se da, debido a que el ozono que se suministra es un gas, por lo que es una sustancia de fácil distribución y absorción al interior del organismo.
“Es una técnica muy sencilla de aplicar, pero dependiendo de la vía que se use, de la enfermedad y del número de sesiones que requiera el paciente es que depende la rapidez de los resultados. Sin embargo, los beneficios se empiezan a ver casi que de manera inmediata”, dijo la médica veterinaria.

Aunado a eso, el ozono es un insumo de bajo costo, lo cual hace que este tratamiento esté el alcance de cualquier persona que lo requiera para su mascota. Según Velázquez, un tratamiento podría oscilar entre $40.000 y $150.000; todo esto dependerá del tipo de tratamiento en particular requerido, en el cual se podrían multiplicar sus valores.

Acuda a esta técnica veterinaria también para aliviar dolores musculares y para mejorar alguna herida de su mascota.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.