Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Para muchas personas las mascotas son un integrante más de la familia. Por eso, los dueños han querido incluirlos en más actividades de la dinámica del hogar. Ya son cada vez más los establecimientos de funerarias para animales de compañía, que buscan darle una despedida digna para que los dueños conserven un buen recuerdo de este ser querido.

"Plant a Pet" es un modelo de negocio que viene realizando labores desde 2020, su valor agregado es convertir las cenizas de la mascota en un árbol. Realizan un trabajo sostenible utilizando urnas biodegradables y llevando a cabo un proceso de cremación verde, y así garantizan que la familia conserve un objeto con significado que les permita rememorar a quien los acompañó por tantos años.

"Surgió como una idea de la universidad, el concepto era crear bosques en lugar de cementerios. Decidí iniciar por el lado de las mascotas. Tuvimos una gran acogida. Empezamos a laborar desde 2020", recordó Diego Bernal, fundador de Plant a Pet.

El emprendedor comentó que su idea de negocio ha tenido una gran aceptación, "a la gente le gusta la idea de recordar a su mascota, y que por medio del árbol regrese a la vida. Esto hace que nuevamente tenga que cuidarla, a pesar que ahora sea una planta", dijo. En ese sentido, Plant a Pet ofrece diferentes planes ecológicos con servicios como urnas biodegradables, también realizan acompañamiento psicológico para sus clientes.

La urna biodegradable que ofrecen está hecha de fibra y turba de coco, esto lo que junto a las cenizas de la mascota germine la planta. "La urna está compuesta de fibra de coco, las cenizas de la mascota y las semillas de árbol Chicalá. Hay que decir que, este es un árbol nativo de Bogotá, lo cual facilita su crecimiento y le puede durar mucho más tiempo al cliente", explicó el emprendedor.

También realizan un proceso de biocremación que consiste en un proceso de hidrolisis alcalina. "La máquina se coloca a una temperatura de aproximadamente 120 grados centígrados, es un proceso de casi 8 horas en el que se biodegrada el cuerpo y quedan solo los huesos. Luego se utiliza peróxido a 50% y clorosal a 15%, esto blanquea los huesos. Después se realiza un secado que dura de 3 a 4 días. Con este proceso, se transforman en un abono para la planta, el cual se va utilizar en la urna que entregamos al cliente", señaló.

Cabe resaltar que, este proceso de biocremación reduce en más de 75% la huella de carbono, también elimina bacterias y hongos sin emisiones de gases.

Pese a que cada vez son más las funerarias para mascotas, aún son pocas las que ofrecen servicios sostenibles como los de Plant a Pet. En el país existen otros como Pleia Pet Funeral que realizan un proceso de biotransformación con el cuerpo de la mascota.

En cuanto a los precios de Plant a Pet, tienen valores diferenciados que tienen en cuenta el peso del animal. El plan "Siembra Recuerdos", si la mascota pesa de 1 a 5 kilos puede costar de $470.000 a $500.000, con un mayor peso puedo llegar a valer $740.000. Este plan también ofrece traslado desde el lugar de residencia o veterinaria, cremación verde individual, acompañamiento psicológico, urna biodegradable, devolución de cenizas, recordatorio, certificado de cremación y carta de despedida. Su plan "Último Adiós", de acuerdo al peso del animal, gira entre $120.000 y $340.000 e incluye solo cremación y traslado.

Respecto a la labor que realiza este emprendimiento, surge el debate de si es correcto "humanizar" a los animales o no. Sin embargo, para Bernal ha sido valiosa la tarea de darle la posibilidad a sus clientes de que sus mascotas sigan con vida.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.