Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

La planificación cuando se va a realizar un viaje con una mascota es clave para que no haya problemas de salud, debido a que no todos los perros por su edad o su peso pueden aguantar el calor o el estrés de la misma forma; ciertos perros son particularmente vulnerables debido a sus hocicos cortos, como por ejemplo los pugs, los bulldogs o los terriers de Boston.

Si se va a realizar un viaje en carro es importante nunca dejar a las mascotas dentro del vehículo, puesto que, se puede producir un muerte por falta de oxigeno consecuencia de los altos niveles de temperatura. Además se sugiere que los dueños hagan paradas cada dos o tres horas para que los animales tengan tiempo de ejercitarse y realizar sus necesidades.

Los dueños deben tener presente que deben cargar con botellas de agua para hidratarlos, llevarles alimento y un tipo de juguete para distraerlos. Otro aspecto relevante es que algunos animales experimentan ansiedad cuando viajan en vehículos o sufren de mareos es por eso que si se va a realizar un viaje un consejo sería ir al veterinario para tener una guía.

Adicionalmente, Carolina Alaguna Cruz, médica veterinaria, etóloga y docente de la Uniagraria, comentó que "las mascotas deben tener un registro médico cuando la familia decida viajar" y agregó que deben tener su espacio de recuperación y "cuando se realice alguna parada en el camino jugarle un rato, darle comida y agua para que pueda sentirse cómodo".

También, si se va a realizar un viaje por avión debe contar con los certificados de salud, tanto de entrada al país de visita como de regreso y documentación de salida, ya que muchas veces es diferente lo que se pide en cada país. Algunos incluyen un certificado de aclimatación del veterinario que indique que el animal está acostumbrado a la temperatura. Además, es esencial tener a la mano las vacunas básicas necesarias para viajar, como las de moquillo y la rabia; esto último es necesario para cualquier viaje nacional.

Otros de los cuidados que se deben tener en cuenta es que en los días de mayor calor es prudente disminuir las actividades físicas para que la mascota esté tranquila y relajada. También puede analizar si el animal puede sufrir de ciertas alergias debido al calor.

Finalmente, se aconseja a los dueños que también lleven medicamentos recomendados por el veterinario para la prevención de pulgas y garrapatas pues estas se incrementan en temporadas de verano y estas últimas pueden ser mortales para las mascotas. Por eso recomiendan no solo tener el antipulgas, sino que se revise el lugar en dónde se va a tener al perro o gato pues los pastos pueden estar contaminados.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.