Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

El mes pasado se celebró el Día Mundial Contra la Rabia, en conmemoración de la muerte del científico Louis Pasteur, inventor de la primera vacuna contra esa enfermedad; varias corporaciones animalistas al rededor del mundo, hicieron un llamado a personas, instituciones y gobiernos, sobre la importancia de la vacunación en mascotas de compañía.

Según los expertos, la única forma efectiva de evitar el contagio de la rabia entre los humanos, es vacunando oportunamente a los caninos.
Y es que desde 2007, esta afección es considerada como la enfermedad zoonótica, que se transmite de animales a humanos, más importante del mundo y e fuerte afectación.

Entre las organizaciones que promueven la prevención sobre esta enfermedad se encuentra la Organización Mundial de la Salud, (OMS), la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, la Organización Mundial de Sanidad Animal y la Alianza Mundial para el Control de la Rabia; juntas han abanderado la campaña “Cero para el 30” que tiene como objetivo la erradicación total de la rabia a nivel mundial, en lo que resta de tiempo, hasta 2030.

De acuerdo a información de la OMS, cada nueve minutos una persona muere en el mundo a causa de la rabia provocada por una mordedura de canino. Es así, como las mascotas cobran importancia dentro de las campañas para prevenir esta enfermedad.

Según el organismo internacional “99% de los casos de rabia en seres humanos son producidos por animales de compañía como los perros y los gatos que se encuentran en los entornos domésticos”.

Ahora bien, existen medidas que ayudan a prevenir esta enfermedad y a reducir el riesgo de afectación entre la mascota y su cuidador: por ejemplo, aplicar la vacuna antirrábica cada año, sin importar si la mascota tiene óptimas condiciones de salud o si por el contrario es un animal en condición de calle. En Colombia la vacuna está disponible en todos los centros de zoonosis de manera gratuita.

Si la mascota fue herida por alguna especie silvestre, lo mejor será llevarla directamente al veterinario para que sea valorada y desinfectada. Finalmente se recomienda esterilizar al animal para evitar la sobrepoblación y disminuir los riesgos de contagio.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.