Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Cuando no existían los productos químicos farmacéuticos y la ciencia no tenía un desarrollo tan amplio y complejo, en diferentes culturas del mundo las personas acudían a ciertos alimentos o plantas que consideraban que tenían diferentes usos medicinales.

Todas esas costumbres culturales pueden ser explicadas desde diferentes ciencias como la química, ya que permite entender si en realidad esas plantas o alimentos tienen las propiedades que se les atribuye.

Una muestra de ello tiene que ver con la investigación que el profesor del Departamento de Química de la Universidad Nacional de Colombia (Unal) y colíder del grupo de investigación Química Cuántica y Computacional (QCC), Jorge Alí Torres, ha desarrollado sobre la curcumina y sus posibles efectos para al tratamiento del Alzheimer.

El Alzheimer es una enfermedad degenerativa que afecta la memoria y el pensamiento de la persona que padece esta patología y que suele presentarse en adultos mayores a 65 años.

Torres explica que la población de la India, país de donde proviene la cúrcuma, tiene porcentajes muy bajos de Alzheimer, una enfermedad neurodegenerativa, “por lo que ha resultado de gran interés analizar el porqué de esta respuesta cerebral”.

El Alzheimer puede ser consecuencia de la unión entre metales (como el cobre y el hierro) y compuestos químicos como el peróxido de hidrógeno (también conocido como agua oxigenada).

Torres aseguró que eso “afecta la red de información asociada con el desarrollo de facultades como la memoria, principal actividad neurológica que se ve impactada en la enfermedad de Alzheimer; sin embargo, algo positivo desde la evidencia científica y la simulación computacional es que, en un futuro y luego de un arduo proceso de experimentación, el uso de estos compuestos derivados de la cúrcuma podría reducir el daño hasta en 90%”.

El experto aseguró que los derivados de la curcumina reaccionan a una molécula que se llama oxígeno superóxido y que, a través de estudios computacionales, fue hallado en el proceso de formación de peróxido de hidrógeno, que se encarga de degenerar el funcionamiento celular durante la enfermedad.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.