Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Uno de los cultivos agrícolas más tradicionales para los consumidores colombianos como es la zanahoria alcanzó una producción récord en 2017, de acuerdo con los datos proyectados del Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural, llegando a 312.077 hectáreas aproximadas en todo el país.

Departamentos como Boyacá, Cundinamarca, Antioquia y Nariño se han convertido en el eje de siembra y cosecha pues concentran más del 93% de la cantidad total de cultivos a nivel nacional.

Según las estimaciones, Boyacá registró 85.507 toneladas, Cundinamarca tuvo 82.832, Antioquia alcanzó 80.264 y Nariño acumuló 51.552 en el último año.

En estos departamentos, los principales municipios productores son El Santuario y San Pedro de los Milagros en Antioquia; Tunja y Ventaquemada en Boyacá; Madrid y Villapinzón en Cundinamarca y Túquerres y Pasto en Nariño.
Sobre el potencial y calidad que se ha consolidado en la región central del país, Javier Moreno, ingeniero agrónomo y socio de Hortalizas Boyacá, explicó que una de las principales condiciones que se han aprovechado es el clima frío pues, “el rango ideal para su siembra y cosecha está entre 12°C y 14°C”.

Así mismo, se ha posicionado como uno de los principales cultivos de rotación para la papa, convirtiéndose en una alternativa adicional para generar ingresos y no depender de un solo tipo de producción.

“Normalmente todo el proceso para la zanahoria está en cuatro meses pero se puede extender hasta cinco meses por factores climáticos externos”, añadió Moreno.

LOS CONTRASTES

  • Javier Moreno Ingeniero agrónomo y socio de Hortalizas Boyacá

    “La zanahoria se ha convertido en uno de los principales cultivos de rotación para los productores de papa, lo que genera más ganancias en el año. La calidad de la producción de Boyacá es muy buena”.

 

Uno de los aspectos más importantes para todo productor es el rendimiento en el que el promedio nacional está en 28,5 toneladas por hectárea, aunque zonas como San Pedro de los Milagros registra 56,5 ton/ha y El Santuario y Tunja 40 ton/ha.

“Este es uno de los principales puntos a mejorar pues algunos de los productores mundiales alcanzan rendimientos de 100 toneladas por hectárea, impulsado por temas como la tecnificación, la tecnología y nuevas formas de producción”, explicó el socio de Hortalizas Boyacá.

Por su parte, Armando García, ingeniero agrónomo de la Universidad Nacional, precisó que “las zanahorias medianas tipo Nantes o Cartean con rugosidades y colores vivos se han situado como las preferidas en el mercado. Los municipios del altiplano cundiboyacense son referentes en esta producción”.

Preparación del terreno para siembra
Este proceso suele consistir en una labor profunda, seguida de una más superficial de gradeo o cultivador. El lecho de siembra se prepara con un trabajo de rotocultivador y un conformador adaptado, dependiendo de si el cultivo se realiza en llano, surcos o meseta. Normalmente suelen utilizarse mesetas de 1,5 metros y cuatro bandas de siembra. Con el riego se debe tener especial cuidado en periodos de sequía o verano.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.