Agricultura

Las enfermedades respiratorias más comunes en el ganado que afectan la producción

Algunas de las enfermedades respiratorias mas comunes en bovinos que afectan gravemente a la ganadería si no se le da tratamiento a tiempo
Por:
Juan Sebastián Tinoco Acosta
23 de enero de 2024
Ganado pastando en una granja
Bloomberg

Dentro de las patologías que más sufren los bovinos están las de tipo respiratorio, principalmente por enfermedades como la neumonía o la pasteurella. Es por eso que es clave conocer la sintomatología y cómo evitar estas dolencias en su ganado, manteniendo buenos índices en producción e inocuidad.

Entre las principales enfermedades está la neumonía, que se da muchas veces por cambios climáticos, estrés o infección vírica que posteriormente pasa a ser una infección bacteriana. El estrés puede ser derivado de factores como el destete o alojamiento que comprometen el sistema inmunológico, desencadenando la enfermedad. Esta puede variar desde síntomas leves como aumento de temperatura, hasta complicaciones graves que llevan a la muerte, si no se atiende a tiempo.

"La neumonía es un tema de manejo y de observación, porque se presentan en animales jóvenes lactantes. Es importante atender rápidamente cualquier particularidad que presente con respecto a su comportamiento. Factores como el clima son de suma importancia, ya que depende mucho la temperatura y cómo se encuentran resguardados estos animales", expresó el doctor Francisco Ubaté, médico veterinario de Fedegan.

Según Ubaté, para evitar el estrés se necesita generar un confort adecuado a estos animales para que tengan sombra, buen resguardo y así evitar que los cambios de temperatura los puedan afectar.

La sintomatología de la neumonía puede ir de leve a grave, con indicios iniciales como aumento de temperatura. La rápida atención es crucial para evitar complicaciones como deshidratación y postración. En climas cálidos con problemas de humedad, la bronquitis verminosa agrega otra capa de desafíos.

Otras de las patologías más comunes es la pasteurella, la cual tiene como principal desencadenante el estrés, especialmente por situaciones de movilización o cambios de ubicación. La vacunación asociada con carbón se presenta como una medida preventiva clave. No obstante, el experto destaca la importancia de cuidados especiales en grupos grandes de animales, donde el estrés puede afectar de manera significativa y masiva.

"La principal prevención para la pasteurella tiene que ver con la vacunación dentro del manejo del plan sanitario que se establezca en la finca. Inicialmente, se hace una primovacunación sobre los seis meses de edad, depende de la estrategia que tenga la finca. A los 21 días se aplica otra dosis y posteriormente se hará anual", afirmó.

En temas ambientales es importante el confort del manejo de animales que no estén confinados o hacinados, ya que es fundamental que tengan acceso a un buen lugar de descanso con sombrío, buena agua, y calidad de pasto.

El veterinario reitera que no solo serán indispensables un buen manejo interno, que asegure que las condiciones ambientales sean óptimas, sino también contar con personal preparado para estas situaciones.

"Para mí lo más importante es tener personal calificado en la finca. Debe tener conocimiento básico de las enfermedades o de la sintomatología para que ellos den aviso al profesional de manera inmediata y puedan ser atendidos y curados. Una detección temprana puede determinar si el animal sobrevive o no", comentó.

Según el veterinario, con frecuencia sucede que animales lactantes aparecen muertos de un momento a otro, muchas veces debido a que no se informa a tiempo sobre las irregularidades que presentan. Un síntoma de alerta es que los animales no se toman la cantidad de leche requerida y este comportamiento no suele ser alarmante, por lo que puede resultar que el animal está en un proceso de neumonía que en 12 horas aproximadamente lo puede llevar al deceso.

"La medida de bioseguridad más importante en animales recién nacidos lactantes es la desinfección del ombligo. Así bloqueamos el ingreso de gérmenes, virus, bacterias que nos pueden conllevar a estas situaciones. Otro de los temas es la forma en que les enseñan a tomar leche porque inicialmente toman en biberón y posteriormente pasan a balde. En ese cambio es importante que el animal no vaya a broncoaspirar porque generara neumonías causadas por mal manejo", comentó.

El control de estas enfermedades respiratorias demanda un enfoque integral que aborde factores climáticos, manejo adecuado y medidas preventivas específicas. Los ganaderos enfrentan la responsabilidad de implementar planes sanitarios sólidos para mitigar pérdidas económicas y asegurar el bienestar de su ganado en un entorno desafiante.

Beneficios LR Más

CONOZCA LOS BENEFICIOS EXCLUSIVOS PARA PARA NUESTROS SUSCRIPTORES
SUSCRIBIRSE

MÁS CONTENIDO DE Finca