Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

En los últimos 10 años, el sector porcícola colombiano ha exhibido un importante dinamismo al doblar su producción y mantener un crecimiento anual promedio superior a 7%, una tendencia que se mantendrá este año.

Jorge Alfredo Ostos, presidente ejecutivo de Porkcolombia, dijo que el sector espera crecer 9,3% en cabezas (cb), alcanzando un beneficio de más de 4,8 millones de cabezas, lo que , a su vez, representaría una producción de entre 440.000 y 450.000 toneladas de carne.

Y es que esta industria es cada vez más sólida y prueba de ello es que, el año pasado el consumo per cápita de carne de cerdo alcanzó 10,4 kilogramos. A ello se suma que, según Ostos, el sector porcícola mueve al año $2,6 billones en términos de producción, tiene una participación de 1,4% del PIB agropecuario y de 4,8% del PIB pecuario, según el último estudio sectorial del Dane de 2016.

Para Ostos, el comportamiento positivo del sector no es otra cosa que el resultado del trabajo articulado entre los productores y el gremio, logrando grandes avances en la tecnificación de las explotaciones porcícolas y en el mejoramiento de los parámetros productivos, ofreciendo al consumidor colombiano una carne de excelente calidad y con las mejores propiedades nutricionales.

También, vale la pena resaltar que, de acuerdo con el último inventario del Instituto Colombiano Agropecuario (ICA), en 2018, se contabilizaron 239.199 granjas porcícolas en todo el país con una población porcina de más de 5,5 millones de animales.

En ese volumen, se destacan Antioquia (45%), Valle del Cauca (15%), Eje Cafetero (8,6%), Meta (5,6%) y Atlántico (2,9%), como las regiones con mayor producción de cerdos. Sin embargo, Bogotá también sobresale por ser un importante epicentro del beneficio porcino, ya que acoge la mayoría de la producción del centro del país.

¿Cuáles son los retos?
Según el presidente de Porkcolombia, los objetivos están puestos en continuar aumentando el consumo de carne de cerdo, así como fortalecer el estatus sanitario y brindar al porcicultor herramientas óptimas de tecnificación, investigación y transferencia de tecnología, bienestar animal, bioseguridad, comercialización, entre otros.

“Continuaremos trabajando en nuestro objetivo de exportar y seguir acompañando a la Comercializadora Internacional CI Porkco en los acercamientos con las autoridades para lograr la admisibilidad y apertura de nuevos mercados bajo un esquema de diplomacia sanitaria. Hemos logrado importantes encuentros con el Embajador de Vietnam y el Embajador de China en Colombia insistiendo en el potencial exportador que tenemos”, agregó Ostos.

De esta manera, el sector porcícola colombiano le apuesta a seguir creciendo, sumando a los esfuerzos otros asuntos como el mejoramiento de los estándares de calidad de la carne, la tecnificación de la producción, la transferencia tecnológica y la bioseguridad.

La apuesta está en abrir nuevos mercados para crecer
Según Matías Villlalba, gerente de la Comercializadora internacional Ci Porkco, “la prioridad del sector es abrir mercados. Precisamente, le estamos pidiendo al Gobierno que nos tenga como prioridad porque la carne de cerdo es un producto que no tiene mercados. Necesitamos abrir más para empezar a tener fluidez con las exportaciones. Obviamente, con la aftosa tuvimos que hacer un replanteamiento de la priorización de los países donde queríamos trabajar porque para la mayoría es de carácter obligatorio estar reconocidos por la OIE como país libre de aftosa”.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.