Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

El periodo de vacunación contra la fiebre aftosa, que el año pasado ocasionó una crisis sanitaria interna y el cierre de mercados para la carne bovina nacional, empezó su primer ciclo del año y se extenderá hasta el 15 de junio. En el mismo periodo se implementará la prevención contra la brucelosis.

Estos procedimientos serán ejecutados por la Cuenta Nacional de Carne y Leche, el Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural y 82 organizaciones ganaderas, autorizadas por el Instituto Colombiano Agropecuario (ICA) para esta primera etapa de 2018.

En el recorrido que inició el dos de mayo, solo quedará por fuera la zona de contención que aún se mantiene en los municipios excluidos de la resolución como Caparrapí, Yacopí, Puerto Salgar y Guaduas en Cundinamarca; Sabanalarga en Casanare y San José de Pare, Santana y Chitaraque en Boyacá. Del mismo modo, quedarán fuera las zonas libres de esta enfermedad sin vacunación, ubicadas en San Andrés y Providencia y el Urabá Chocoano.

De acuerdo con el ICA, los predios definidos por la entidad como de alto riesgo o aquellos con más de 500 bovinos, deberán incluirse de manera prioritaria en la programación de las rutas de vacunación.

Con el inicio a tiempo de la prevención en las fincas ganaderas se buscará evitar impasses como los ocurridos en 2017, cuando a pesar del cierre de mercados se alcanzaron 16.067 toneladas exportadas.

“Las coberturas de vacunación alcanzadas en los ciclos de 2017 que superan 97%, nos dejan satisfechos y contamos con la responsabilidad y el compromiso de todos los ganaderos para que vacunen todos los animales de su predio. No podemos bajar la guardia, Colombia tiene que mantener su estatus de país libre de fiebre aftosa”, señaló Luis Humberto Martínez, gerente general del ICA.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.