Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Con el fin de reducir la huella de carbono que produce la ganadería bovina, se ha hablado en algunos momentos de ponerle un impuesto a la carne.

Precisamente a comienzos del año, un informe del Farm Animal Investment Risk and Return (Fairr) propuso aumentar el costo de la carne de res a través de un impuesto que obligara a los consumidores a cambiarse de proteína.

Por ello, con el objetivo de saber que ha pasado con esta iniciativa, Agronegocios consultó a Óscar Cubillos, jefe de planeación de la Federación Colombiana de Ganaderos (Fedegán), quien señaló que, “el impuesto ambiental por huella de carbono fue algo que empezó a sonar de nuevo el año pasado y sobre todo en Europa, por eso en Colombia empezaron a hablar del tema. Pero el asunto aquí es que se ha dicho que la ganadería bovina es contaminante y que por eso hay que ponerle un impuesto, pero no tienen en cuenta que la ganadería tiene saldos positivos de emisión de gases y que, si bien emite mucho, también captura mucho más carbono y oxido nitroso que otros sectores económicos”.

En ese sentido, Cubillos destacó que es necesario que se tenga en cuenta que la ganadería colombiana es de pastos y que por eso capturan más carbono y oxido nitroso. “Nuestras ganaderías no son extensivas como en Estados Unidos, que lo único que hacen es emitir gases, los pastos tienen de las mayores capturas de gases efecto invernadero. Además al ser una ganadería de pastos protege las fuentes hídricas”.

Por otro lado destacó que el país ha venido avanzando de unos años para acá en la implementación de sistemas silvopastoriles los cuales capturan aún más gases efecto invernadero.

“Para hablar de un impuesto ambiental hay que hacer realmente un análisis profundo y no solo repetir que la ganadería contamina, además hay que mirar el tema de seguridad alimentaria, pues la carne bovina es la mejor fuente proteínica que hay actualmente”, agregó Cubillos, y destacó que la ganadería sí puede ir de la mano del medio ambiente.

Alternativa amigable con el ambiente 
Un sistema silvopastoril es una alternativa de uso del suelo en áreas dedicadas a la producción ganadera, en la que se combina la presencia e interacción de especies leñosas, pastos y animales bajo un sistema de manejo integral. Precisamente por eso es que el jefe de planeación de Fedegán destaca que estos sistemas son amigables con el ambiente y permiten la captura de GEI. Entre algunas ventajas de estos sistemas está que propician un microclima ideal que reduce el stress calórico y en época de verano algunos árboles proveen follaje y frutos que sirven de alimento al ganado.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.