Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Hacer un diagnóstico externo e interno de la finca es fundamental para adelantar un programa de mejoramiento genético en las fincas, pero más allá de esto es clave definir el biotipo requerido dentro del predio para lograr los objetivos planteados.

De acuerdo con el Manual práctico del ganadero de la Federación Colombiana de Ganaderos (Fedegán) el criador de vacunos debe reflexionar sobre el tipo de animal que desea tener para sacar el producto determinado con la máxima rentabilidad y conservando el medio ambiente.

Precisamente, según el portal Contexto Ganadero para obtener el rendimiento esperado de un determinado animal, acorde con su calidad genética, hay que proporcionar el manejo, la nutrición y el medio ambiente adecuado, de lo contrario no será posible lograr los resultados deseados.

En ese sentido, Fedegán recordó que se deben tener en cuenta aspectos como las condiciones generales, entre ellas la heredabilidad mayor de 0,10 para que el progreso genético de la explotación sea más rápido.

Hoy en día  está comprobado que los animales de talla media son los más productivos, es decir, comen menos, tienen intervalos más cortos entre partos y pueden producir tanto como los grandes.

Por otro lado,  el portal web recomienda tener presente los rasgos de resistencia, pues en zonas adversas, hay que tener en cuenta la resistencia al calor y a las enfermedades, que se pueden observar en cada animal, en su comportamiento productivo o, desde el punto de vista genético, a través de las razas adaptadas a la zona.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.