Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

El diario La República, en asocio con su publicación Agronegocios, dio a conocer la lista de 30 personas nominadas a la Distinción a los desarrolladores del agro 2022. Las tres categorías en las que estos candidatos competirán son Sembradores, Agroindustriales y Digiagro, y cada una de sus historias será contada nuevamente para los lectores.

Cabe recordar que, en la categoría Sembradores, el objetivo es reconocer a los emprendedores del agro, a esas ideas que surgen en un rincón apartado del país o desde una parcela de tierra pequeña. En Agroindustriales, la idea es exaltar a las grandes industrias y compañías que trabajan en el sector, generan empleo y dejan en alto el nombre de Colombia. Por último, en la categoría Digiagro, se destacarán las iniciativas de innovación y tecnología por ser disruptivas en los negocios agropecuarios.

Digiagro

El quinto candidato por la categoría Diagro es Jonathan González, cofundador y CEO de Raincoat, una plataforma que busca proteger a los agricultores ante eventos climáticos a través de seguros paramétricos y que implementa estas tecnologías en el ecosistema rural.

“Nosotros trabajamos con gobiernos y aseguradoras para empaquetar y proveer esta nueva categoría de productos y en ese proceso proveemos toda la infraestructura que necesita esa entidad para poder operar el modelo. Estamos en Puerto Rico, México, Colombia y Jamaica”, dijo.

"Estos seguros se estandarizan de manera sencilla, a través de la cantidad de lluvia acumulada de una región, o a partir de los vientos, o de un huracán, y todo a través de software”, dijo.

En México trabajan con el Ministerio de Agricultura para poder proteger potencialmente hasta 200.000 agricultores pequeños y la distribución y el manejo de la plataforma que se está utilizando para que los productores tengan cobertura a través de la infraestructura de Raincoat.

“No estamos físicamente con los agricultores, pero si les damos las herramientas a los que sí están con ellos, tratando de que el producto se integre de la manera más eficiente y directa”, agregó.

El precio es por hectárea casi siempre, aunque buscan que todo el mundo pague lo mismo por esa medida. “Obviamente el que tiene más, paga más, y el que tiene menos, paga menos y la proporción se mantiene desde el punto de vista de la cobertura”, agregó.

“En un país como Colombia donde se tienen climas diferentes, no todos los productos son iguales, una persona que vive en La Guajira no va a tener un producto similar a una que vive en Chocó, porque la climatología es diferente. Para efectos de costo, precio y estandarización de producto se van a sentir similares y así van a ser diferentes porque uno se enfoca en sequías y otro en lluvias e inundación, todo depende de la región”, concluyó.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.