Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

La relación de la Corporación Colombiana de Investigación Agropecuaria (Agrosavia), anteriormente Corpoica, con el Atlántico cada día se fortalece más. Esta vez por cuenta de la apertura de la finca experimental La Trinidad, que promete ser una gran oportunidad para consolidar el trabajo que por varios años esta entidad ha desarrollado, en especial, en momentos difíciles como lo fue la ola invernal de 2010, la cual tuvo un impacto negativo en lo social y económico para ese departamento.

La Trinidad es la voluntad, el esfuerzo y el compromiso político de las dos últimas gobernaciones en la región, las cuales han confiado en las capacidades de Agrosavia para contribuir al cambio técnico y mejorar la productividad y competitividad del sector agropecuario en el departamento de Atlántico.

Esta finca experimental está ubicada en el municipio de Suán (Atlántico) y cuenta con un terreno de ocho hectáreas, en el que Agrosavia compartirá la experiencia de sus investigadores con actores claves del sector y le apostará a ser un foco de conocimiento para el fortalecimiento de capacidades de productores, asistentes técnicos, estudiantes y público en general, a través de charlas sobre diferentes temáticas agrícolas y pecuarias, para que éstos encuentren una alternativa y solución a sus problemas y así puedan mejorar su producción.

Sus instalaciones cuentan con una moderna infraestructura, un kiosco con capacidad para 100 personas y en campo con un sistema silvopastoril instalado en un área de cuatro hectáreas, donde la corporación mostrará sus beneficios como alternativa frente al sistema ganadero tradicional. Ésta a su vez, es una estrategia para dinamizar el Snia a nivel regional y hacer presencia institucional con una oferta tecnológica que favorece principalmente a los pequeños productores de ganado bovino y leche.

El sistema silvopastoril está dividido en dos áreas: una con pasturas nativas, como el pasto estrella, y otra con pastos mejorados, como el guinea, y en ambas un arreglo conformado por especies arbustivas y arbóreas en las que sobresalen el totumo, guácimo, leucaena, campano y cañafístula.

Adicionalmente, cuenta un corral con brete, un sistema de riego por aspersión para el mantenimiento de potreros y 11 novillas de cruces de interés para doble propósito y cría en la región, principalmente de las razas Girolando por Brahman y Girolando por Simmental, las cuales se usarán como vientres para implantar embriones producidos por el Laboratorio de Reproducción Animal que Agrosavia tiene en el Centro de Investigación Tibaitatá en el municipio de Mosquera (Cundinamarca).

Finalmente, en media hectárea se sembrará la ya conocida variedad sorgo forrajero JJT-18, material que permite hacer más de un corte y alcanza en promedio 50 toneladas de ensilaje por hectárea al año, que evita la pérdida de 2.083 kilogramos de peso en pie de los animales, superando así, en más de 20 toneladas al año, el rendimiento del ensilaje de maíz.

A futuro cercano, se harán investigaciones en hortalizas y aromáticas de clima cálido. Todo está dado, soplan vientos de buenas nuevas para el Atlántico y sus productores, La Trinidad está con las puertas abiertas y la invitación para visitarla queda en sus manos.