Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Que Colombia esté dentro de los cinco países con mayor diversidad de frutas ha llevado a que las personas, con tantas variedades en la oferta, desconozcan algunos nombres de referencias locales. Por eso, a los productores les resulta más rentable negociar sus cosechas en el exterior. Solo entre enero y agosto, la categoría de frutas frescas aumentó 10% sus ventas al registrar US$224 millones.

Para ese periodo de 2019 los ingresos fueron poco más de US$204 millones. Este es un sector que incluso está generando mayor captación de divisas que otras categorías del agro, como los cortes de carne. Pero, curiosamente, estos niveles fueron jalonados por referencias poco buscadas entre las mesas de los mismos colombianos.

El caso más importante es el de los arándanos, el cual, a agosto, registró el crecimiento más destacado de todas las frutas. Hace un año acumulaba negociaciones por US$1.323, y tras un avance de 65.405%, ahora registra US$866.529.

Para los estadounidenses y canadienses, esta es una fruta que expandió sus mercados a nivel internacional, mientras que aquí en Colombia el producto es todavía poco demandado. Incluso, muchas personas aún desconocen que el mercado local es productor.

Sectores como el de arándanos tuvieron una maduración de sus cultivos, a tal punto que mientras hace 10 años no había más de 50 hectáreas con la fruta, hoy cubre más de 550 y, de seguir ese ritmo, terminaría 2020 con exportaciones por US$1,5 millones.

Esta es solo un ejemplo de frutas poco comunes que jalonan exportaciones. En esta categoría también aparecen las pasifloras, como gulupa, maracuyá y amaranto, que empiezan a tener altos crecimientos. Hay un potencial muy grande, que depende de que la agenda pública ponga sus ojos en este negocio con la aprobación de permisos sanitarios.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.