Una caracterización de sabores únicos y poder hacer cruzamientos entre las diferentes variedades de cacao serán las ventajas que tendrán los agricultores de todo el país gracias al resultado de una investigación que realizó CasaLuker, el Centro Internacional de Agricultura Tropical (Ciat) y la Universidad de Yale de EE.UU.

Este estudio que necesitó de dos años para ser desarrollado, permitió el descubrimiento y análisis de 14 genomas de cacao colombiano, lo que en otras palabras significa que el país podrá lograr una mejor y mayor variedad en la productividad y calidad, permitiendo, por ejemplo, sembrar cacao con cierto tipo de sabores, olores, colores, aromas, de acuerdo con el destino del fruto.

“Este es un tema muy importante porque pone a Colombia en un sitio privilegiado dentro del mercado del cacao fino de aroma, ya que le permitirá empezar a entregar sabores específicos a clientes que quieren una diferenciación de mercado”, sostiene Juan Carlos Arroyave, gerente de materias primas y desarrollo agrícola de Casa Luker.

Cabe destacar que en esta investigación el aporte de Casa Luker consistió en la evaluación y caracterización de las diferentes variedades presentes en su banco de germoplasma en la Granja Luker (inicialmente 10 millones de secuencia), de las cuales 5,5 millones fueron retenidas y luego filtradas, siendo esta última muestra donde se evidencian las diferencias existentes entre estos 14 genomas estudiados.

“El tener 14 variedades de genoma cuando solo se han secuenciado dos cultivares de cacao: el criollo de Belize y el Cacao Matina de Centroamérica, le da un valor al país y lo pone a la vanguardia de investigaciones de cacao en el mundo”, agrega Arroyave.

CasaLucker, según explicó Arroyave, decidió realizar esta investigación porque la estrategia que tiene en el mercado es comercial, sin embargo va acompañada de conocimiento e investigación del cacao, “queremos ser una empresa que en el mundo se diferencie porque tiene un conocimiento muy importante en este producto pero también en la transformación y elaboración”.

Así las cosas, con esta nueva investigación se podrán entregar a los agricultores una variedad de cacao con atributos de sabor, que en últimas será un insumo importante para la producción del país, ya que sin duda Colombia requiere elevar sus niveles que están alrededor de las 50.000 toneladas.

La granja Luker

Este espacio conformado por 22 hectáreas, es un centro experimental propiedad de Casa Luker en el cual se realizan investigaciones hace cerca de 50 años. En la granja capacitan anualmente a 650 trabajadores entre agricultores y técnicos de asociaciones de productores con el fin de incentivar su producción y por ende también su rentabilidad.