Porcinos

Butirina esterificada, la clave para una porcicultura más saludable, según la Unal

El crecimiento del sector porcicultor aumentó el uso de antibióticos desde edades tempranas en estos animales, para combatir enfermedades provocadas por bacterias como Escherichia coli
Por:
Juan Sebastián Tinoco Acosta
20 de mayo de 2024
Cerdos en granja
Bloomberg

Desde la Universidad Nacional de Colombia, Unal, la investigadora Johana Katerine González Castiblanco, magíster en Salud y Producción Animal, junto con la profesora Gloria Amparo Casas del Departamento de Producción Animal, llevaron a cabo un estudio en el campo de la salud animal.

En colaboración con la agencia Unimedios de la Universidad Nacional, se reveló un hallazgo que podría transformar la forma en que se cuida la salud intestinal de los cerdos de granja.

El crecimiento del sector porcicultor en Colombia conllevó a un aumento en el uso de antibióticos desde edades tempranas en estos animales, principalmente para combatir enfermedades provocadas por bacterias como Escherichia coli. Sin embargo, este uso excesivo generó resistencia y efectos adversos tanto para los animales como para los consumidores finales.

La experta en salud animal, junto con su equipo, exploró las bondades de un producto comercial, elaborado a base de ácidos grasos, como alternativa viable para reducir el uso de antibióticos en los cerdos de granja.

De acuerdo a la investigación, el producto, que utiliza butirina esterificada, mostró resultados positivos en el mantenimiento del balance intestinal de los cerdos, lo que según la agencia podría significar un hito en la industria porcina.

El ácido butírico, principal componente de la butirina esterificada, se produce naturalmente en el intestino cuando ciertos tipos de bacterias fermentan fibras y carbohidratos no digeribles. Se demostró que este ácido graso es esencial para la salud intestinal, promoviendo la respuesta antiinflamatoria del sistema inmune y combatiendo bacterias como E. coli y Salmonella spp.

El estudio, realizado en la Unidad de Porcinos del Centro Agropecuario Marengo de la Unal en Mosquera, Cundinamarca, mostró que los lechones alimentados con butirina esterificada presentaron menos incidencia de diarrea en comparación con los otros grupos de estudio.

Además, aseguran que su peso no se vio afectado significativamente, y no se observaron diferencias notables en el recuento de bacterias coliformes o de E. coli.

Este descubrimiento busca ser particularmente relevante en un contexto donde el uso excesivo de antibióticos en la producción animal generó preocupaciones sobre la resistencia bacteriana y sus consecuencias en la salud pública. La Unal asegura que ofreció una solución innovadora y sostenible para reducir la dependencia de antibióticos en la industria porcina, promoviendo así la salud animal y humana.

Por su parte, los investigadores afirman que el impacto de este estudio no se limita solo al ámbito nacional, sino que también podría tener repercusiones a nivel internacional, especialmente en países donde el uso de antibióticos en la producción animal es motivo de preocupación.

Beneficios LR Más

CONOZCA LOS BENEFICIOS EXCLUSIVOS PARA NUESTROS SUSCRIPTORES
SUSCRIBIRSE

MÁS CONTENIDO DE Finca