Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Entidades como la Federación Colombiana de Ganaderos (Fedegán), el Instituto Colombiano Agropecuario (ICA), el Servicio Nacional de Aprendizaje (Sena) y comités productores municipales vienen apostándole a este propósito.

Según los expertos, esta certificación mejora el estatus sanitario del país, y el mayor beneficiado es el consumidor, que tendrá menores riesgos de afectación de su salud.

A lo anterior agregan que el país cumpliría con exigencias para exportar productos lácteos, condiciones impuestas por la mayoría de las naciones compradoras de estos productos en el mundo.

“Para el productor resulta económicamente importante, porque por cada litro de leche puede recibir hasta $20 más, si tiene la certificación de estar libre de las dos enfermedades. Al productor y al país, le resulta provechoso mantener este estatus de libre de tuberculosis y brucelosis, porque hay menores riesgos para los consumidores. Es muy importante que el consumidor sepa que si adquiere productos no elaborados con leche pasteurizada y proviene de hatos no certificados existe el riesgo de que se contamine con estas enfermedades”, señaló Reinaldo Vásquez, Gerente de Fedecooleche.

Lo anterior, es según lo establecido por la Resolución 0017 de 2012 del Ministerio de Agricultura, y siempre que se demuestre que se tiene la certificación de estar libre de las dos enfermedades.

“El Estado debería establecer esto como una obligación para todos los hatos del país que produzcan leche para posteriormente comercializarla”, añade Vásquez.

El Sena apoya este proyecto por medio de cursos, los cuales tienen una duración no mayor a 200 horas, con los que se capacitan los productores de leche.

“Desde hace 30 años en Colombia se vienen realizando todo tipo de prácticas para mejorar la producción de leche y hay varias alternativas de manejo.
Un proceso importante que no se puede quedar atrás es cosechar pasto en épocas de invierno y guardarlo para el verano”, afirmó Fernando Durán, ganadero y productor lechero en Ansermanuevo (Valle del Cauca). Por otra parte, el cuidado que debe tener el animal también es fundamental para que se aumente la producción de leche en las fincas.

Una de ellas es una buena genética, tener programas de alimentación establecidos, sanidad y manejo sanitario adecuado de los animales.

Pasos para obtener la certificación
Para que una hacienda adquiera la certificación de predio libre de brucelosis y tuberculosis se debe registrar la finca ante la oficina local del ICA y solicitar el inicio de dicho proceso.

Es indispensable realizar las pruebas diagnósticas a los animales, efectuadas por organismos autorizados o el ICA, para esas enfermedades que deben dar resultados negativos. Una vez cumplan con los requisitos establecidos, el productor puede obtener la certificación del predio que identificará su hato como libre de estas enfermedades.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.