Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

La deforestación de bosques naturales y la transformación de ecosistemas estratégicos en Colombia es uno de los principales problemas ambientales de la globalización, por lo cual es indispensable que integremos esfuerzos que permitan construir y consolidar planes de acción, modelos productivos sostenible y alianzas público-privadas en defensa de nuestro patrimonio natural.

Reducir la deforestación como aporte nacional a la reducción de gases efecto invernadero, es una tarea de todos. Como parte de la estrategia de Sostenibilidad de Planeta Larga Vida, enmarcado en el pilar de nuestra Ganadería Sostenible, en Alquería, firmamos el acuerdo cero deforestaciones en nuestra cadena de suministro.

Con iniciativas como esta, estamos comprometidos con fomentar modelos de Ganadería Sostenible en conjunto con nuestros proveedores, comercializadores y consumidores; lo que nos permitirá estar a la vanguardia de la producción responsable de nuestros productos, las estrategias de mitigación y adaptación al cambio climático y la protección y conservación de nuestro patrimonio cultural y natural.

En el caso de la cadena láctea, el propósito es innovar en mecanismos de trazabilidad y monitoreo ambiental con el fin de poder dar cumplimiento a los límites de frontera agropecuaria y las metas de reducción de la deforestación y transformación de páramos.

Este acuerdo consiste en que nuestra cadena de proveeduría para 2025 será libre de deforestación. Así aportaremos a mejorar el desempeño ambiental desde la proveeduría de leche hasta la producción y comercialización de nuestros productos, ya que nos permite controlar el radio de expansión de nuestros ganaderos dentro del sistema nacional de áreas protegidas y fortalecer el desempeño y cuidado ambiental tanto en las fincas como en las plantas; lo cual se convierte en un insumo y una opción de compra diferente para sus consumidores.

Con la ganadería sostenible, buscamos promover la no deforestación y la no transformación de los páramos, cuidando y conservando las fuentes de agua y el suelo. En este proyecto la compañía ha invertido más de $9.000 millones y lo hace a través del programa de Formación Campesina beneficiando a más de 5.500 familias.

Pero vamos más allá, con Planeta Larga Vida enmarcamos toda la cadena de valor desde la materia prima (con los ganaderos), la producción en las plantas (consumo de recursos) hasta el consumidor final (disposición y post - consumo de empaques).

Bajo esa misma línea, firmamos un compromiso para que en 2030 seamos una empresa con cero huella de carbono donde le apostamos a preservar los recursos naturales y ecosistemas estratégicos del país.

La transformación que buscamos tiene que ver con el cuidado del medio ambiente y con el impacto positivo que podamos lograr. Hemos así disminuido el calibre del material del empaque de la leche en 10%, lo que representa un ahorro de 187 toneladas de plástico y 490 toneladas de CO2eq al año, disminuyendo así la Huella de Carbono.

Nos transformamos porque tenemos el firme propósito de reducir nuestra huella ecológica a largo de la cadena de valor; contribuyendo a la conservación de los recursos naturales produciendo más, utilizando menos recursos, produciendo con la misma calidad, pero reduciendo la cantidad de agua, la cantidad de energía, la cantidad de residuos enviados al relleno sanitario y promoviendo la conservación y la no deforestación.