Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

La empresa Vecol S.A. lidera un proyecto de ganadería ecológica con el cual se busca salvaguardar las selvas del Chocó a partir del uso de productos no maderables del bosque, forrajes y follajes de la región.

Este proyecto se implementa en Bahía Solano, una de las pocas regiones del país libres de Fiebre Aftosa, sin vacunación. La iniciativa se enfoca en la atención de los ejemplares bovinos, según informó Hugo Armando Graciano Gómez, presidente de Vecol S.A.

Este es uno de los proyectos piloto de excelencia sanitaria en ganadería bovina, porcina, ovino, caprina, equina y bufalina que se adelantan en diferentes regiones del país.

Modelos agroforestales

El presidente de Vecol S.A, Hugo Armando Graciano Gómez, explicó que desde finales de 2017, la empresa junto con la Universidad Católica de Oriente (UCO) vienen desarrollando un proyecto piloto para el establecimiento de modelos agroforestales; es decir buenas prácticas en ganadería que, a su vez,protegen el bosque nativo en los corregimientos del municipio de Bahía Solano, donde se estima una población bovina de 3.500 ejemplares.

Graciano Gómez señaló que la escogencia del municipio se debió a que esta región del Chocó es considerada en Colombia como libre de aftosa sin vacunación. Vecol S.A considera este factor como un reto, a fin de mantener el estatus sanitario. La problemática mayor es la protección forestal.

La empresa citó datos gubernamentales de 2016 que indican que la región Pacífica presentó la más alta tasa de deforestación del país, debido a la extracción de maderas de gran valor pero también como consecuencia de la expansión de la frontera agrícola.

Hallazgo forestal

La implementación de la iniciativa ha permitido encontrar especies forestales de alto valor comercial como es el caso de huina, Aubl, Choibá, Benth, dormilón, Kuntze; entre otras, que pueden ser utilizadas en los programas de reforestación.

Así mismo, se identificaron especies aptas para ser utilizadas en la alimentación animal de bovinos y otros animales como cerdos y aves.

Se identificaron especies como el quiebrabarrigo y el matarratón, típicos del inventario forrajero del país. En la búsqueda de otras especies se hallaron las palmas chocoanas con gran potencial para la alimentación animal.